Cazadores de letras bonitas

Los safaris tipográficos de Chulotype descubren los rótulos de la ciudad

Fachada de La Integral, tienda de discos y objetos en la calle León que mantiene la tipografía de la confitería que ocupaba el local.
Fachada de La Integral, tienda de discos y objetos en la calle León que mantiene la tipografía de la confitería que ocupaba el local.cristóbal manuel

La ciudad es una densa sopa de letras. Caminamos por las calles leyendo aquí y allá, en los carteles de las paredes, en los anuncios de los autobuses o en los rótulos de los comercios, pero solemos fijarnos más en el contenido (qué dicen las palabras) que en la forma (cómo lo dicen). Aunque hay quien sí se fija en las formas de las letras: los aficionados a la tipografía.

Entre ellos se encuentran Pablo Gámez y Nora García, promotores de la asociación Chulotype que celebra safaris tipográficos para conocer los secretos de los rótulos madrileños. El sábado tiene lugar una nueva edición; en otras ocasiones esta asociación organiza las tertulias llamadas Aperitipos o el festival Typomad en Matadero (más información en www.chulotype.com).

Como su nombre indica, el Barrio de las Letras es uno de los lugares donde mejores avistamientos se realizan. “Organizamos el safari fundamentalmente por estas calles, porque son de las que más historia tienen y donde más tipografías se concentran”, dice Gámez.

Por aquí vemos la tipografía heterodoxa de la salida trasera del cine Monumental por la calle León, medio racionalista medio art déco, con una “a” gigantesca y una “o” mínima, la “s” invertida de la droguería Dionisio García (Cruz, 33); el vetusto y hermoso rotulo metálico de la ferretería García del Río (Atocha, 57); los de las tiendas exteriores del Mercado de Antón Martín, fabricados en cristal, que rodean la Filmoteca (Santa Isabel, 3) o el de la tienda Alimentación Quiroga, que conserva el título, pero que ahora es una tienda de muebles (Huertas esquina Echegaray). Tiene las “aes” colocadas al revés. La tienda de parafernalia entre moderna y punkie La Integral (León, 25) también conserva resquicios de su antigua existencia como confitería. Se puede leer: “pan caliente, hornada de tarde”.

“Tratamos de difundir lo que sabemos, con la ayuda inestimable de Manuel Sesma, investigador y profesor”, dice García. “Nuestro fin es que la gente vaya por la ciudad con los ojos un poco más abiertos. Hay que enseñar la tradición que tenemos en Madrid”. Uno de sus lugares de peregrinación es el edificio donde Joaquín Ibarra (1725-1785) tenía su casa (Núñez de Arce, 13), allí una placa le recuerda. “Fue el impresor más ilustre y destacado de Madrid, famoso en todo el mundo por su pulcritud y su forma detallista de trabajar”, dice Gámez. “Sus mezclas de color eran muy apreciadas, conseguía el mejor negro y dejaba las huellas menos visibles”.

Otro lugar que habitó una leyenda de la tipografía en la calle de San Eugenio, donde tuvo su imprenta la empresaria pionera María de Quiñones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una de las paradas más curiosas ocurre en la calle Huertas 7, donde ahora hay una farmacia. Aquí vivía un judío converso que para demostrar su sinceridad al mundo talló en su puerta estas palabras: “Aparta señor de mí lo que me aleje de ti”. Los miembros de Chulotype no paran de ver letras interesantes allá por donde pasan. En cuanto encuentran una le sacan una foto y se telefonean para dar la buena nueva. “Pero estamos intentando desintoxicarnos”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Sergio C. Fanjul

Sergio C. Fanjul (Oviedo, 1980) es licenciado en Astrofísica y Máster en Periodismo. Tiene varios libros publicados y premios como el Paco Rabal de Periodismo Cultural o el Pablo García Baena de Poesía. Es profesor de escritura, guionista de TV, radiofonista en Poesía o Barbarie y performer poético. Desde 2009 firma columnas y artículos en El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS