GREC 2015

Decepcionante ‘W.W. (We Women)’, de Sol Picó, en el Mercat de les Flors

La bailarina reflexiona sobre la marginación de la mujer en el mundo

Foto promocional del espectáculo de Sol Picó
Foto promocional del espectáculo de Sol Picó

En W.W. (We women), de Sol PIcó, los brillantes momentos coreográficos se alternan con otros aburridos y de escasa consistencia coreográfica, una lástima. Esta pieza, que se estrenó la noche del lunes en el Mercat de les Flors de Barcelona, en el marco de la programación del Grec 2015, era una de las perlas del festival, ya que el baile huracanado de la Picó viene deslumbrando al público desde hace más de veinte años.

La autora intenta reflexionar en W.W. (We women) sobre la mujer marginada a nivel mundial, pero no logra transmitir ningún mensaje creíble. Ni la dramaturgia firmada por Roberto Fratini —el autor de moda entre nuestros grupos de danza contemporánea—, ni el vocabulario gestual de Picó consiguen entenderse para expresar un tema tan rico en interpretaciones. Durante los largos sesenta minutos que dura el montaje el espectador se da cuenta de que la buenas ideas quieren asomarse en el escenario, pero no lo logran.

Picó coloca la acción en una escenografía firmada por Joan Manrique que sitúa a estas mujeres en un campamento gitano. Las tiendas de campaña y la arena, que inunda el espacio escénico, crean un marco que aviva la curiosidad del espectador, pero no resulta convincente, es un espejismo momentáneo. El recurso de la lluvia de arena ha sido muy utilizado por otros coreógrafos y aquí resulta gratuito. Bravo por las intérpretes del montaje, Julieta Dossavi, Minako Seki, Shantala Shivalingappa y la propia Picó, cuatro bailarinas de diferentes razas y muy diferentes físicamente, que bailan con dinamismo y exhiben un gesto provocativo. Su baile es una mezcla de violencia y complicidad. No obstante es un baile escaso en esta ocasión, ya que Picó ha optado por la danza-teatro.

Al finalizar el espectáculo, cuando cogí el metro, coincidí con un grupo de espectadores que lamentaban “qué poco han bailado”. ¡Ojo Sol, lo tuyo es bailar!. No obstante ella personalmente bailó de manera magistral en W.W. (We women), danzando solo con la zapatillas de punta rojas, un fragmento que tiene su origen en su coreografía Bésame el cactús (2000). En este montaje este solo es una solución recurrente.

Un acierto del espectáculo es la interpretación musical de Adela Madau, Lina León y Marta Robles, que a través del violín y la percusión, acercan el flamenco a las bailarinas y participan de forma activa en el montaje.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS