Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El futuro que queremos

La autora, candidata a la secretaría regional del PSM, defiende que el partido se acerque a la ciudadanía y dé respuestas concretas a sus demandas

 La Comunidad Autónoma de Madrid ha sido durante décadas una de las regiones europeas de mayor desarrollo, logrando una importante relevancia internacional como referente de nuestro país. Madrid es el epicentro de la vida política, cultural y económica de España.

Sin embargo, este mérito fruto del esfuerzo de todos los madrileños, está en peligro por la decadencia en la que nos han instalado los gobiernos del PP. Madrid ha perdido imagen, prestigio, calidad de vida y solidaridad.

Los socialistas madrileños tenemos la responsabilidad de ofrecer a la ciudadanía un PSOE fuerte y unido, con equipos solventes, capaz de hacer frente a las políticas de recortes del Partido Popular que ponen en duda la propia estabilidad del Estado del Bienestar, además de los sistemas públicos de educación, sanidad o dependencia.

Estoy absolutamente comprometida con la profunda regeneración de las formas de hacer política que estamos liderando desde el PSOE y por ello me presento como candidata a la Secretaria General del Partido Socialista de Madrid, con la firme voluntad de impulsar estos cambios necesarios.

Más allá de las cifras y los eslóganes, una región como Madrid representa una idea global donde las personas con ilusiones, esperanzas y vocación de hacer realidad aquí su proyecto de vida, tienen la necesidad de convivir en sociedad cohesionada. Hoy, Madrid necesita esa cohesión social, pero también más empleo y un crecimiento sostenible, impulsado desde un proyecto político que tenga detrás una concepción de justicia y dignidad colectiva.

En una Comunidad Autónoma como la nuestra, tan castigada por la corrupción y las conductas nada éticas de algunos de sus gobernantes, es donde parece más nítida la lucha que debemos acometer los socialistas en este nuevo tiempo: reencontrar, a ojos de los ciudadanos, sentido a la política, al gobierno democrático de la responsabilidad pública, que se ejemplifica en primera instancia en los barrios y en los municipios.

Son estos tiempos de cambio y demandas sociales, en los que se hace urgente la respuesta sin demoras, estos son los motivos que me hacen tomar la decisión de presentarme a la Secretaria General del PSM.

Más que nunca es necesario un PSOE fuerte y abierto a la ciudadanía, que nos interpela cada día buscando respuesta a sus problemas e inquietudes. Estoy convencida de que lo conseguiremos juntos con el apoyo y el trabajo de los miles de militantes que siguen defendiendo una alternativa de progreso para Madrid.

Tenemos que hacer del PSM un partido útil. Un partido que sepa escuchar y resolver. Concibo la política como herramienta de participación en la toma de decisiones y en los liderazgos compartidos.

No entiendo un PSM sin primarias ni otra forma de funcionar orgánicamente que no sea desde abajo hacia arriba. Un militante: un voto; pero también, un militante: una voz que siempre debe ser escuchada y valorada.

Pero democratizar el partido no es solo ofrecer más canales de participación sino que esa participación tenga un retorno. Esto no significa decir siempre sí. Significa explicar por qué no o por qué sí y sobre todo que se rindan cuentas a los ciudadanos.

En la Comunidad de la Gürtel, de la Púnica, de Bankia, del intento de privatización de la Sanidad Pública y del Canal de Isabel II, el PSM debe seguir defendiendo los principios y valores socialistas. Este tiempo nos exige y yo me comprometo a tener todas las alertas activadas contra cualquier situación de corrupción. No la toleraremos ni en candidatos en listas, ni en cargos institucionales, ni orgánicos, ni en militantes. No caben entre nosotros ni corruptos ni maltratadores.

El PSM debe, además, liderar la regeneración política. Esto conlleva a día de hoy la limitación de mandatos institucionales y orgánicos, el fin de los aforamientos y los privilegios; y también el cumplimiento exquisito de los Códigos Éticos y de Buen Gobierno de los que nos hemos dotado. Quiero un partido que esté pegado a las situaciones de necesidad de los nuevos tiempos, que sea el primero en abordar las reformas que a mi entender son necesarias: un debate serio y en busca de nuevos consensos para abordar las reformas institucionales y legales.

Soy alcaldesa de Getafe y soy consciente de la responsabilidad que ello conlleva, también soy consciente de la fuerte tradición municipalista del PSOE, fue en los ayuntamientos donde nos consolidamos durante la transición a la democracia y es desde los ayuntamientos, en los gobiernos o en la oposición, donde estamos recuperando la confianza de los ciudadanos. Responderemos al gobierno del PP con una gestión de izquierdas, con otra forma de hacer las cosas para mejorar la vida de todos los madrileños. En ese objetivo pondremos todas nuestras energías.

Estoy convencida que la oposición que lidera Ángel Gabilondo desde la Asamblea de Madrid, consciente y responsable, y las políticas municipales de izquierdas que llevaremos a cabo desde las 44 alcaldías en las que estamos gobernando, serán la clave de futuros resultados electorales.

El próximo 26 de julio, una vez más los socialistas madrileños, en ejercicio de nuestras firmes convicciones democráticas, votamos qué respuesta damos a las demandas de la ciudadanía, qué partido queremos para el futuro y qué futuro queremos para el partido.

Sara Hernández es alcaldesa de Getafe y candidata a la secretaría del Partido Socialista de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción