Puig anuncia la creación de la Agencia Tributaria Valenciana

Las diputaciones controladas por el PP se niegan a que se las vacíe de competencia "No vamos a pagar las invitaciones de la Generalitat", dice Moliner

Puig, segundo por la izquierda, entre los presidentes de las Diputaciones de Alicante, Valencia y Castellón.
Puig, segundo por la izquierda, entre los presidentes de las Diputaciones de Alicante, Valencia y Castellón.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este miércoles su intención de crear una Agencia Tributaria Valenciana. El jefe del Consell ha limitado, sin embargo, el alcance del nuevo organismo a la creación de un "consorcio" con las tres diputaciones provinciales con el objetivo de "mejorar la eficiencia de la recaudación y la lucha contra el fraude".

Puig ha realizado el anuncio tras mantener su primer encuentro con los tres presidentes provinciales. Este es el ámbito en el que el PP ha mantenido más poder pese a la debacle que, en general sufrió en las elecciones locales y autonómicas de mayo, y mantiene las de Alicante y Castellón. El presidente de la Generalitat ha encontrado resistencia a la idea que lanzó antes de los comicios de sacar competencias de las Corporaciones provinciales y concentrarlas en la Administración autonómica.

El PP ha mantenido las Diputaciones de Alicante y Castellón, lo que dificulta el plan de Puig de convergencia entre estas y la Generalitat

El tono del encuentro ha sido cordial. Pero Javier Moliner, presidente de la Corporación de Castellón, ha advertido hasta dónde llega su buena disposición. "Si de lo que se trata es de colaborar, coordinar acciones, evitar duplicidades, fijar prioridades dentro de cada marco competencial, la predisposición es absoluta". Pero si se trata de que "la Generalitat invita y la Diputación paga, evidentemente no".

El PP tiene mayoría absoluta en la Corporación provincial de Castellón. Y logró situar a César Sánchez al frente de la de Alicante tras una larga negociación con Ciudadanos (que implicó la renuncia al puesto del expresidente de la Generalitat José Ciscar). En la de Valencia, al frente de la cual estuvo la legislatura pasada Alfonso Rus, salpicado por un escándalo de corrupción, quedó sin embargo lejos de la mayoría. Su nuevo presidente, el socialista Jorge Rodríguez, puso a disposición del Consell los recursos de la Corporación el día de su proclamación.

El presidente de la Generalitat califica de "ejercicio de miopía" la negativa de Montoro a flexibilizar el objetivo de déficit valenciano

El presidente de la Generalitat quiere activar una norma aprobada en 1983 que apenas se ha utilizado, la Ley de Coordinación de las Diputaciones. Puig ha afirmado este miércoles al respecto que su objetivo no es "vaciar a las cajas de las diputaciones", sino "hacer políticas compartidas que tengan como objetivo la prioridad del gasto".

El jefe del Consell ha indicado que su objetivo es "coser la Comunidad Valenciana", estableciendo una "relación permanente entre los organismos y lealtad institucional desde ambos lados". Puig también ha reclamado a los presidentes de las Diputaciones su apoyo para lograr un cambio en el sistema de financiación autonómico que considera perjudicial para la Comunidad Valenciana. Y ha tildado de "ejercicio de miopía" la negativa del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a conceder mayor margen en el déficit público a la Generalitat.

Sobre la firma

I. Z.

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS