Andalucía recorta los tiempos de espera para operarse

La demora media de respuesta es de 47 días frente a los 80 de media nacional

Un equipo médico andaluz, durante un trasplante hepático.
Un equipo médico andaluz, durante un trasplante hepático.

Andalucía es la comunidad autónoma española con la tasa más baja de pacientes que aguardan una operación y con el menor tiempo de espera para someterse a una cirugía (la media es de 47 días en las más frecuentes y de 57 en el resto), que está un mes por debajo de la media nacional, según el registro de demanda quirúrgica publicado este jueves por la Consejería de Salud, con datos actualizados el pasado 30 de junio. Esa demora más reducida se produce en todas las intervenciones, tanto en las más habituales, en las que se garantiza un máximo de 120 días, como en las que el Sistema Nacional de Salud tiene fijado un máximo de 180.

En la fecha citada, había 2,88 pacientes por cada 1.000 habitantes a la espera de ser intervenidos en la sanidad pública andaluza en los procesos con garantía de 120 días. Según ha informado la Consejería, las cifras publicadas recientemente por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, relativas a 31 de diciembre de 2014 y las últimas que existen, situaban la tasa media nacional en 4,85 pacientes en la misma proporción de población. En ese momento, en Andalucía era de 2,99 enfermos, por lo que el primer semestre de 2015 se ha reducido.

Lo mismo ha ocurrido en la denominada espera estructural, que incluye operaciones de 14 especialidades distintas (entre ellas, ginecología, urología, oftalmología y traumatología) y tiene un plazo máximo de demora de 180 días. La tasa en Andalucía, a fecha 31 de diciembre de 2014, era de 6,77 pacientes por 1.000 habitantes y el pasado 30 de junio, había pasado a 6,54 enfermos. En el conjunto del Sistema Nacional de Salud, la tasa se situaba a final del año pasado en 11,40 pacientes.

Andalucía fue la primera comunidad que reguló en 2001 la garantía de plazo de respuesta quirúrgica, situándolo en un máximo de 180 días para 700 procedimientos. En 2006, ese periodo de espera se redujo a 120 jornadas para 71 intervenciones. La Junta también garantiza un plazo de respuesta tope de 60 días en primeras consultas de asistencia especializada y de 30 en pruebas diagnósticas.

A 30 de junio de 2015, los hospitales públicos andaluces mantienen en 47 días el tiempo medio de respuesta para intervenir en las 71 técnicas más frecuentes (cataratas, prótesis de cadera, reparación de hernia y varices miembros inferiores, entre otras), con una reducción de cuatro jornadas en el primer semestre del año. La respuesta es un mes más ágil que en el resto del Sistema Nacional de Salud, que el 31 de diciembre de 2014 estaba en 80 días.

En los otros 700 procesos en los que el máximo de espera son 180 días, los pacientes andaluces aguardan de media 57 jornadas, también un mes menos que el resto de los españoles, demora media que a final de 2014 era de 87 días.

El tiempo para acudir a la primera consulta de especialista se sitúa ahora en Andalucía en 42 días (23 menos que la media nacional), con una bajada de una semana en los seis primeros meses de 2015, y el de las primeras pruebas diagnósticas está en 18 días. Este dato, según la consejería, no puede compararse con la media nacional porque no se dispone de información de otras comunidades.

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha valorado positivamente la situación actual de las listas de espera de la comunidad en comparación con los datos nacionales, aunque ha precisado que su departamento continuará trabajando para garantizar los mínimos tiempos de demora en la asistencia sanitaria pública. Uno de los objetivos para 2016 es situar en una espera máxima de 90 días los procesos de cirugía cardíaca, la mitad del tiempo establecido actualmente para este tipo de intervenciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS