Salud también se retrasa en los pagos a centros sanitarios concertados

La Generalitat sólo pagó el 66% de la factura el mes pasado y acumula una demora de 120 días con hospitales y sociosanitarios

Los centros sanitarios concertados de Cataluña también están sufriendo retrasos en los pagos de las facturas por parte del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). Si el pasado viernes eran las farmacias catalanas las que denunciaban la situación insostenible que vivían por los impagos de la Generalitat —la deuda asciende a 334 millones de euros y el retraso alcanza los cuatro meses—, esta mañana se han sumado a la causa los hospitales y centros sociosanitarios concertados. Las grandes patronales del sector sanitario han denunciado que el mes pasado sus asociados sólo cobraron el 66% de la factura y la demora en los pagos alcanza los 120 días.

"En octubre sólo se ha hecho efectivo el 66% de la factura que el CatSalut paga a los centros con los que tienen concierto y que se debía haber pago en septiembre si se hubiese mantenido el término de pago de 90 días", han denunciado las patronales. El sector sanitario concertado, que engloba más de medio centenar de hospitales, toda la red sociosanitaria y el 20% de la atención primaria pública, está cobrando ahora a 120 días. 

Los motivos de los impagos son los mismos que para las farmacias: una partida del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que no llega. Fuentes del Departamento de Economía explicaron el viernes que el retraso en los pagos a las farmacias se debe a que el Ministerio de Hacienda mantiene bloqueada al menos desde mayo una partida de 2.300 millones de euros del FLA. El pago de este monto, que corresponde a los fondos para cubrir el exceso de déficit de 2014, está aceptado por el Tesoro. Sin embargo, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos todavía no ha aprobado el desbloqueo de esa cantidad. Esta comisión se reúne este jueves para abordar de nuevo la situación. 

La contractación del Departamento de Salud a los centros concertados supone unos 4.400 millones de euros anuales, esto es, un 53% del gasto total del CatSalut. La factura mensual de los conciertos ronda los 350 millones. "Toda esta problemática atenta contra la viabilidad de los centros y  supone un impacto directo a la tesorería de las entidades que, desde hace tiempo, se encuentran al límite de disposición de sus líneas de crédito y tienen muchas dificultades para ampliarlas", ha lamentado las patronales, que han reconocido también que los problemas de tesorería de las entidades ha obligado a retrasar el pago a terceros, "generando situaciones de tensión con los proveedores".

Por si fuera poco, el sector concertado ha denunciado también que la subida de tarifas de un 3,6% que Salud prometió en mayo todavía no ha llegado. Los centros denuncian que los compromisos derivados de esta medida, que fue clave para que se firmase el primer Convenio Colectivo de todo el sector, los están asumiendo los mismos centros con recursos propios. Las patronales prometieron en la mesa de negociación del convenio colectivo que el aumento de tarifas se revertiría en recuperar ligeramente las denostadas condiciones laborales de los sanitarios.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción