Los empleados de Fixeda acumulan hasta seis nóminas sin cobrar

La compañía presentó en octubre el concurso de acreedores y un ERE extintivo

De cuatro a seis meses. Este es el tiempo que el centenar de trabajadores de la empresa sevillana Fixeda lleva sin cobrar sus nóminas. La compañía, dedicada a la comercialización y suministro para la automoción, presentó el pasado octubre el concurso de acreedores y un expediente de regulación de empleo extintivo. "La empresa alega estar en quiebra, cuando el año pasado facturó casi siete millones de euros y las previsiones para este eran al alza", ha señalado el representante de los trabajadores, David Morcillo. Este periódico ha intentado sin éxito hablar con los gerentes de Fixeda. 

Según relata Morcillo, los problemas con el pago de las nóminas se remontan a hace ya un par de años. "Estos retrasos se han ido solventando hasta el pasado mayo, cuando ha dejado de pagar las nóminas tanto a los trabajadores de la oficina como a los comerciales. Y es más, estos últimos han tenido que hacer frente al pago de su Seguridad Social de agosto, pese a estar incluido en sus contratos", ha precisado Morcillo, quien anuncia que el próximo miércoles celebran una manifestación en Marchena. 

Más información
CSA y su plantilla pactan 93 despidos
BBVA despedirá a 187 empleados y cerrará 26 oficinas en Portugal

Tras declarar el concurso de acreedores, el pasado viernes ya se dictaminó un administrador concursal. "Su misión es reflotar la empresa, pero viendo la deuda que acumula, entre pago a proveedores, nóminas, Hacienda y Seguridad Social, lo vemos muy complicado", reconoce Morcillo. "Lo que no sabemos es dónde están los tres millones de las facturas a los clientes de junio a noviembre", se pregunta Morcillo. "Los empleados se encuentran en una indefensión total, sin cobrar, sin poder trabajar, sin poder solicitar prestación de desempleo y debiendo acudir a los puestos de trabajo sin estar remunerado", agrega.

Con pocas esperanzas, los trabajadores solo esperan poder sentarse con el administrador para conocer la situación de la empresa y buscar una alternativa. "La situación es inadmisible. Hay muchas familias que lo están pasado muy mal, que el marido y la mujer trabajan en Fixeda, que tienen que pedir ayuda a sus familiares... Los ahorros de muchos trabajadores están llegando a su fin", señala el representante.

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS