Urkullu pide recuperar el ‘pase foral’ como vía para cribar leyes estatales

El lehendakari cree que sería una manera de evitar las vulneraciones "sistemáticas" del autogobierno vasco

El lehendakari en el centro con los portavoces parlamentarios en el Palacio Europa de Vitoria
El lehendakari en el centro con los portavoces parlamentarios en el Palacio Europa de VitoriaL. RICO

El autogobierno vasco, lo primero. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha propuesto actualizar y recuperar el concepto de pase foral, que funcionó con altibajos entre los siglos XV y XIX en las provincias vascas y Navarra, como una manera de defenderse de aquellas legislaciones estatales que mermen la capacidad del autogobierno vasco. El expresidente del PNV, Xabier Arzalluz definía el concepto como el derecho de acatar una norma pero no cumplirla.

Historia del pase

Según coinciden varios historiadores, «eran los propios vascos quienes se reservaban el derecho de examinar en cada caso si el poder real se tomaba más atribuciones que las pactadas» (o sea, si las decisiones regias eran o no contrarias al Fuero).

Aunque a renglón seguido precisan que el único derecho que se reservaban los vizcaínos (por lo menos desde 1452), los guipuzcoanos (al parecer desde 1473) y los alaveses (formalmente desde 1703; en la práctica, y aunque no sistemáticamente, desde algún tiempo antes) era el de suspender la aplicación de las decisiones que les parecían estar en contradicción con el Fuero respectivo.

A partir de ahí, se argumentaba el exceso y se remitía a la corona, quea veces, pero no siempre, acababa modificando su propia regulación. La obtención del pase foral (llamado en Guipúzcoa uso foral) era requisito indispensable para que se aplicasen las leyes en las provincias vascas, reglamentos, decisiones u órdenes, los nombramientos de personal y hasta las sentencias y otras decisiones judiciales cualesquiera procedentes del exterior de cada una de las tres provincias.

El lehendakari ha ido un poco más allá y lo ha definido como un "mecanismo de autodefensa" y como una manera de conseguir una bilateralidad efectiva, con garantías y en condiciones de lealtad" con el Estado. Ese mecanismo regulador se haría efectivo a través de un organismo intermedio que utilizaría técnicas de resolución de conflictos para anticiparse a las "potenciales vulneraciones del autogobierno, y así identificarlas, evitarlas y encauzarlas". Pero en el fondo sería lo mismo. Si ese organismo interpreta que la norma vulnera el Estatuto, no se cumple.

Urkullu ha hecho esta propuesta durante la clausura de la Jornada 'El futuro del autogobierno vasco' organizada por la Sociedad de Estudios Vascos-Eusko Ikaskuntza en el Palacio Europa de Vitoria, que ha contado con una mesa redonda en la que han participado Andoni Ortuzar (PNV), Hasier Arraiz (EH Bildu), Idoia Mendia (PSE), Borja Sémper (PP) y Gorka Maneiro (UPyD). Es decir los partidos con representación parlamentaria, pero no Podemos, que ganó las últimas elecciones egenerales en Euskadi.

Para el lehendakari, el futuro de Euskadi debe asentarse en el "reconocimiento de la capacidad de decisión y el compromiso con el pacto político". Es decir, el "nuevo estatus político debería suponer una verdadera renovación y fortalecimiento de su naturaleza pactada". Según ha explicado, "no se trata de discutir un listado de competencias", sino de dotar a las competencias propias de un contenido decisorio real, pactar también su interpretación bilateral en caso de conflicto y garantizar el cumplimiento de lo pactado.

En ese momento el lehendakari ha argumentado que "no hay pacto sin un sistema recíproco de garantías, cuya interpretación y cumplimiento no quede al arbitrio de una de las partes" y ha abogado por conseguir un pacto "con bilateralidad efectiva, garantías y condiciones de lealtad".

Según ha dicho, "a lo largo de los siglos, el pase foral ha sido un mecanismo de autodefensa del autogobierno vasco", porque "otorga fundamento legal a la bilateralidad entre los Territorios Forales y el Estado". En su opinión hay que "actualizar" esta "institución del pase foral" y "articularla en el ámbito político, conforme a instituciones homónimas de las que ya disponemos en el ámbito económico, como son la Comisión Mixta o la Junta Arbitral del Concierto Económico".

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS