Rivera garantiza que si es decisivo el 26-J habrá gobierno

El candidato de Ciudadanos pide un “empujoncito” para ser determinante tras los comicios

Albert Rivera, esta mañana en Barcelona.
Albert Rivera, esta mañana en Barcelona.Alberto Estévez (EFE)

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, garantizó ayer que si es decisivo tras el 26-J habrá gobierno en España. En un discurso tras ser ratificado como candidato, Rivera definió su partido como el “moderado” y el de la “tercera vía” y avisó de que los pactos serán imprescindibles porque nadie ganará por mayoría absoluta ni podrá gobernar en solitario. El líder del partido naranja afirmó que nunca pactará con Unidos Podemos y advirtió al PP: “Nadie es imprescindible”.

Más información
El humorista ‘Felisuco’ será el número uno de Ciudadanos por Cantabria
Los afiliados de Ciudadanos reciben un anónimo que pide más transparencia y democracia interna
Albert Rivera, contra los chamanes del populismo

El Consejo General de Ciudadanos ratificó ayer en Barcelona la candidatura de Rivera con 35 votos a favor, tres en blanco y un voto nulo. Tras el recuento de los votos, el líder del partido dio por sentado que ninguna formación logrará la mayoría absoluta y aseguró que si en esta ocasión su formación es determinante, habrá gobierno para impulsar las reformas. Pese a que insistió en que no desea “demonizar” a sus adversarios y que no quiere “excluir a nadie”, Rivera fijó dos condiciones para ese eventual apoyo: su partido nunca apoyará un Ejecutivo con Unidos Podemos y recordó al PP que son necesarias las caras nuevas para un gobierno del cambio.

Ratificadas las listas sin primarias

À. PIÑOL

Ciudadanos decidió hace ya semanas no celebrar primarias y ayer ratificó las candidaturas, por 33 a votos a favor y seis en blanco, de todas las provincias sin apenas cambios sustanciales respecto a las del 20-D. Las modificaciones en las listas se limitan a provincias como Valencia, Badajoz, Ávila, Cáceres, Segovia, Vizcaya, Huesca, Santander y A Coruña. Ciudadanos precisó que estos cambios responden a “renuncias voluntarias” y que la “única modificación” atribuible a “criterios de la dirección de partido” es la que afecta a la provincia de La Coruña, cuya lista encabezará José Canedo. El partido vuelve a confiar en Juan Carlos Girauta como candidato por Barcelona. Su objetivo es darle mayor visibilidad tras quedar eclipsado el 20-D por el dúo formado por Rivera e Inés Arrimadas.

“Hay tres millones de españoles que han perdido su condición de clase media y están tirados en la cuneta”, dice Rivera

“Hay tres millones de españoles que han perdido su condición de clase media y están tirados en la cuneta”, dice Rivera

Con una campaña en la que intentará no entrar al “trapo”, Rivera defendió que su partido aspira a aplicar el sentido común como, dijo, pide la mayoría de los ciudadanos que han reclamado el pacto, y, parafraseando a Winston Churchill, a “no ser importante pero sí útil”. Pero para asumir ese papel precisa, admitió Rivera, mejores resultados que el 20-D cuando con 40 escaños se quedó en cuarta posición y quedó muy lejos de las expectativas generadas en la precampaña. “Ha habido una voluntad de cambio pero también de bloqueo. Solo hace falta un empujoncito: tienen que ser más escaños y que la aritmética sea capaz de decidir”.

Su estrategia de alianzas no difiere en gran cosa de la que Ciudadanos ha aplicado en las negociaciones frustradas de investidura. El partido naranja huirá de los “extremismos” y no dará apoyo a ningún Ejecutivo en el que figure la coalición de izquierdas sellada entre Podemos e Izquierda Unida. “Que los españoles duerman tranquilos”, dijo, “porque ni sus pensiones, ni sus ahorros ni sus trabajos peligran porque el populismo nunca llegará con nosotros al Gobierno de España”. Paralelamente, envió un mensaje al Partido Popular mostrando su oposición, aunque sin citarlo, a que Mariano Rajoy repita como presidente. “No habrá un nuevo gobierno con las mismas personas. Nadie puede sentirse más importante que su país”, señaló.

No dudó en asumir que Ciudadanos no podrá realizar en solitario las medidas de regeneración que en su opinión España necesita porque será preciso otra vez tejer alianzas. Por ello, pidió al PSOE dosis de realismo y que no pierda el tiempo en presentar un “gobierno de cambio” —Pedro Sánchez lo hará hoy en Barcelona— porque cree que no le servirá de nada.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS