Más de 3.000 niños viven en hospicios de Madrid

Los expertos denuncian que el 90% tiene más de seis años y ya nadie los quiere

Casa de acogida para menores huérfanos en Alcorcón.
Casa de acogida para menores huérfanos en Alcorcón.Samuel Sánchez

Familias de Colores, uno de los organismos acreditados para la adopción (OAA), ha denunciado este viernes que 18.000 niños esperan aún encontrar una familia en España, 3.000 de ellos en la Comunidad de Madrid. Una cifra muy elevada, afirman, cuando ya ha pasado un año desde la aprobación de la Ley de Protección de la Infancia, que regula las adopciones y que pretendía agilizarlas. Sostiene que el problema radica en la ausencia de un reglamento y solicita que se desarrolle uno de forma urgente para que 33.000 familias españolas, 8.000 de ellas madrileñas, logren la adopción que tanto anhelan. El colectivo, que denuncia que el 90% de los menores que vive en hospicios tiene más de seis años y ya nadie los quiere, también ha demandado financiación pública.

Más información
Rusia desbloquea las adopciones para matrimonios heterosexuales
España y Rusia firman un convenio que desbloqueará las adopciones pendientes
Las madres repudiadas de Marruecos
Las adopciones internacionales van en caída libre desde 2004

“En los 20 años de vida que tienen las OAA, no hemos recibido ni un céntimo de la administración, cosa que sí sucede en otros países europeos. Aquí, los gastos los soportan las familias”, se ha quejado Susana Morales. La directora de Familias de Colores ha comparecido en la Asamblea de Madrid invitada por el PSOE. En su opinión, organismos como el que dirige realizan funciones delegadas que no cubren las administraciones públicas, de ahí la importancia de mantenerlos. Ha destacado que con la norma aprobada el pasado año las competencias quedaron en manos del Estado (antes eran de las comunidades autónomas), pero que como no se ha desarrollado, estas no quedan claras. “No tenemos autoridad a la que dirigirnos. Desde el Gobierno nos han dicho que tengamos paciencia”, ha subrayado.

A pesar de ser el segundo país del mundo en cuanto a peticiones de adopción se refiere, Morales denuncia que la elevada cifra no ayuda a que el proceso culmine con éxito. Achaca la responsabilidad a la complicada burocracia y a que, en España, no se permita la adopción de niños de 45 países en los que sí pueden hacerlo familias del resto de Europa (Cabo Verde, Tailandia o Haití entre ellos). Ha solicitado que cambie una regulación que en 2014 hizo posible la adopción de algo más de 1.000 niños de diferentes países cuando en 2004 la cifra sobrepasó las 5.500. En opinión de Morales, los informes deben realizarlos expertos, no “los cónsules españoles en esos países”. “Dejen de vender la moto diciendo que no hay países donde adoptar. España ve irregularidades donde otros Estados con más medios y más experiencia no las ve”, ha declarado la experta en adopción.

49 adopciones en 2014

Otras de las quejas de Morales radica en los problemas burocráticos, que impiden agilidad en las adopciones. En 2014, en la Comunidad de Madrid solo hubo 49 y se abrieron otros 178 expedientes que no se ejecutaron, y eso a pesar de que hay 3.000 niños bajo la tutela del Gobierno regional. “¿No os parecen pocas adopciones?, ha preguntado Morales a los miembros de la comisión de Asuntos Sociales del parlamento regional. Ella misma ha respondido: “Son pocas porque los informes de adopción los hacen los mismos técnicos de las residencias en las que se encuentran viviendo”. Estas residencias cobran una media de 3.000 euros al mes por cada menor que reside en sus instalaciones, según Morales. Una cuantía que contrasta con los apenas 300 euros de media que recibe una familia de acogida. Ha destacado, además, que el 87% de esas ayudas van a parar a una de las 58 residencias que hay en la región (el 90% de ellas privadas).

La directora de Familias de Colores ha denunciado que el 90% de los menores que se encuentran en los orfanatos de la Comunidad de Madrid tienen más de seis años, son grupos de hermanos o tienen una patología. “Los técnicos consideran a estos perfiles de riesgo, por eso las familias se van a los más pequeños, lo que condena a los niños de más de seis años a vivir en estos centros”, ha resaltado. Por eso, Morales pide a las instituciones campañas de visualización. “Holanda las hizo y pasó del 6% a un 60% en las adopciones de niños de más de seis años”. En España, en cambio, este tipo de adopciones apenas alcanza el 1% del total. Por eso Morales ha solicitado ayuda para desarrollar la ley de infancia, “aunque entiendo que lo más cómodo es ser ajenos a la realidad en sus despachos”.

Un registro nacional único

La directora de Familias de Colores, Susana Morales, exigió a los partidos en su comparecencia en la Asamblea que se elabore un registro nacional único de adopciones, que ahora no existe. "No es lógico que a un niño de Melilla solo lo pueda adoptar una familia de Melilla. No puede costar tanto volcar una base de datos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS