Junqueras rectifica y ofrece hablar de los Presupuestos con Sí que Es Pot

Economía ve difícil el apoyo y mantiene a la CUP como socio prioritario para las cuentas

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras (i), y el presidente del grupo de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell (d), este miércoles.
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras (i), y el presidente del grupo de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell (d), este miércoles. MARTA PÉREZ (EFE)

El vicepresidente económico, Oriol Junqueras, ha cambiado su estrategia para elaborar los Presupuestos del próximo año. Se ha abierto a hablar de ellos durante su elaboración al menos con la confluencia de izquierdas Catalunya Sí que Es Pot, una oferta que podría extenderse al PSC. Fuentes del Departamento de Economía han señalado este miércoles que la nueva estrategia obedece a la “experiencia” de junio pasado, cuando apostaron toda la negociación a la CUP y el proyecto de las cuentas autonómicas acabó vetado y no se llegó a poder tramitar.

El consejero de Economía se ha reunido con el presidente de Catalunya Sí que Es Pot, Lluís Rabell, quien tras el encuentro ha admitido que será difícil apoyar las cuentas autonómicas. El grupo solo aceptaría una ley de Presupuestos si fueran acompañados de pasos dirigidos a recuperar el impuesto de sucesiones y donaciones, a modificar el impuesto de la renta e introducir deducciones que puedan suponer mejoras para las personas con menos recursos. Además, se tendría que modificar sustancialmente la hoja de ruta independentista. Está previsto que Economía y el grupo de izquierdas se pueda reunir de nuevo antes de la presentación del anteproyecto de ley, previsto para octubre, aunque el acuerdo parece imposible, según sostuvieron ayer tanto Junqueras como Rabell.

El Gobierno autonómico tiene clara esa situación. Pero Esquerra no quiere desechar la posibilidad de que las confluencias de izquierdas se abran a aprobar —o al menos a permitir el trámite parlamentario obviando las enmiendas a la totalidad— las cuentas, de la misma forma que ERC permitió a la alcaldesa Ada Colau aprobar sus cuentas.

Pese a su aproximación a Catalunya Sí que Es Pot, Junqueras sostuvo ayer que la preferencia del Gobierno catalán es la de pactar las cuentas con la CUP. Alberga esperanzas después del compromiso de los anticapitalistas a dar su apoyo al presidente Carles Puigdemont en la cuestión de confianza de la próxima semana. Esos votos favorables, sin embargo, no suponen el apoyo automático de los Presupuestos, por lo que el Ejecutivo pretende abrir un abanico de posibilidades aunque es consciente de la complejidad de alcanzar acuerdos.

En junio, cuando los Presupuestos de este año quedaron bloqueados en el debate de las enmiendas a la totalidad, Junqueras tuvo que escuchar los reproches tanto de Sí que Es Pot como del PSC de que no hubiera hecho el gesto de presentarle las cuentas a las dos formaciones antes de llevarlas a la cámara y centrar todas sus expectativas en el voto positivo de la CUP. La estrategia ahora cambia, como reconocía ayer el propio Rabell, que había solicitado el encuentro con Junqueras después de que el consejero le abriera la puerta a través de un artículo en la prensa.

Las fuentes de Economía consultadas señalaron la posibilidad de que se mantenga una reunión similar a la de ayer con el PSC. Los socialistas no han recibido ninguna invitación para que esta se celebre, según explicó el miércoles el presidente del grupo parlamentario, Miquel Iceta, a sus diputados. Y no la tendrán porque Junqueras dijo que solo habrá reunión con quien la solicite.El otro problema que tiene el Departamento de Economía en la confección de las cuentas es la falta de datos básicos proporcionados por el Ministerio de Hacienda, como el techo de déficit y el de gasto para 2017.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS