El Salón del Manga cierra con nuevo récord: 142.000 visitantes

La organización estudia fórmulas para evitar colas en fin de semana

Visitantes del Salón del Manga de 2014.
Visitantes del Salón del Manga de 2014.M. MINOCRI

La ampliación del espacio (de los 60.000 metros cuadrados del año pasado a los 70.000 de la presente edición) y la coincidencia de un puente de fin de semana de cuatro días se aliaron para que, como era de prever, el XXII Salón del Manga de Barcelona cerrara ayer con un nuevo récord de participación: 142.000 visitantes, casi cinco mil más que el año pasado.

“El certamen se ha convertido en un fenómeno social que va más allá del propio manga: es un gran encuentro de personas de todas partes que comparten una pasión por el manga, el anime, los videojuegos, la música, la gastronomía y la cultura japonesa”, resume Carles Santamaria, director del salón del Manga de Barcelona. Santamaria, en una nota emitida ayer por Ficomic, la entidad organizadora del evento, explica que el constante crecimiento del certamen “es ordenado y coherente”, fruto de que “se aumentan y se diversifican las actividades”. En cualquier caso, y tras haber agotado las entradas para el fin de semana, las largas colas para acceder también el resto de días comportaron esperas de hasta una hora, a la que se había de añadir unos 15 ó 20 minutos más para acceder luego al recinto deseado. Conscientes de una incidencia que se viene dando en los últimos años con mayor o menor gravedad, el director asegura que “estudiaremos opciones con Fira Barcelona para aumentar de una manera definitiva la capacidad de aforo del certamen en fin de semana”.

Los organizadores del salón del Manga de Barcelona son los mismos que los del Salón Internacional del Cómic, cuya 35ª edición ya tiene fechas: del 30 de marzo al 2 de abril, también en el recinto ferial de Montjuïc.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS