El temporal se ensaña con la costa catalana

Las olas han devorado playas y causado numerosos desperfectos en varios municipios

El temporal en Malgrat de Mar.
El temporal en Malgrat de Mar.Joan Sánchez

El temporal marítimo y de viento se ha cebado en las últimas horas con el litoral catalán. Las olas, que incluso en la capital catalana llegaron a ser de ocho metros de altura, devoraron playas y causaron numerosos desperfectos en varios municipios. Uno de los más afectados fue Malgrat de Mar (Maresme), donde la playa desapareció. Allí el temporal afectó sobre todo a la zona de los cámpings próxima a la desembocadura de La Tordera y el Camí de la Pomareda (la zona de fábricas), destrozando incluso parte de la calzada y llevándose árboles. También quedaron inundados algunos pasos subterráneos de peatones y la llegada de la riera a la playa. El temporal dificultó la circulación de trenes de Cercanías que, según Renfe, sufrieron numerosos retrasos.

Otras localidades del litoral sufrieron también los efectos del temporal. Según datos del Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), el oleaje fue especialmente intenso en la Costa Brava y, en concreto, en la localidad de Begur, donde se registraron olas de hasta 10,8 metros de altura. Pero también el Observatorio Fabra registró rachas de viento de hasta 96 kilómetros por hora o de 71 cerca de Badalona. En esta ciudad, las olas llegaron al paso subterráneo de la vía del tren, en la zona de la estación de Renfe y se registraron desperfectos en el colector de la playa de la Móra y en la plataforma final del puente del Petroli.

También fueron importantes los daños en poblaciones de la provincia de Tarragona como Torredembarra, Salou, Altafulla y Vila-Seca. En Barcelona, los Bomberos tuvieron que realizar 60 servicios, la mayoría por caída de árboles y daños en el mobiliario urbano. Además, el Ayuntamiento activó su plan de emergencias por mal estado de la mar, así como el plan básico de emergencia por viento.

Protección Civil ha alertado hoy que el temporal se prolongará hasta el martes con vientos de hasta 90 kilómetros por hora y olas de más de ocho metros en la Costa Brava. A consecuencia de los daños en el litoral, muchos municipios han cortado el acceso a playas y puertos, donde el viento ha soplado a más de 90 kilómetros por hora, especialmente en el área metropolitana de Barcelona y la comarca de La Selva. La Generalitat mantiene activados sus planes de alerta por inundaciones, y reiteró su petición de prudencia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS