Dos inquilinos secuestran en una habitación al propietario de su piso

La Guardia Urbana de Barcelona detiene a la pareja, que había preparado en la vivienda una zona para cultivar marihuana

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido a una apareja acusada de secuestrar en su propio piso, en el barrio de Marina del Port, a un hombre que les había alquilado dos habitaciones. Además de no pagar el precio acordado, encerraron al jubilado en una habitación e instalaron una plantación de marihuana.

El pasado lunes 13 de febrero, los agentes recibieron el aviso de un vecino que alertaba que estaba escuchando gritos de auxilio en el piso de al lado. Los agentes llegaron al lugar y con la ayuda de un vecino accedieron al domicilio.

Dentro de una habitación, un hombre gritaba que estaba encerrado. Los agentes requirieron a los Bomberos de Barcelona, que consiguieron abrir la puerta. En el interior había un hombre de 69 años que estaba muy alterado. Después de recibir atención médica, el jubilado informó que el piso era de su propiedad y que hacía algún tiempo había alquilado dos habitaciones a una pareja.

Según el relato de la víctima, los nuevos inquilinos dejaron enseguida de pagar el alquiler, aunque al final llegaron a un acuerdo: la pareja compraba la comida a cambio de vivir en las habitaciones. La víctima aseguró que un día, sin poder precisar cuándo, le encerraron en su habitación y le quitaron la documentación, las cartillas del banco y las llaves del piso.

Las persianas estaban bajadas y bloqueadas y los inquilinos le habían amenazado de muerte si explicaba a alguno la situación en la que se encontraba. El piso estaba en unas condiciones de seguridad pésimas.

Los agentes se quedaron dentro del inmueble hasta que de madrugada aparecieron los inquilinos y presuntos secuestradores. Un hombre de 38 años y una mujer de 34. La Guardia Urbana de Barcelona detuvo de los individuos por un presunto delito de amenazas, coacciones y detención ilegal. Los servicios sociales se hicieron cargo de la víctima.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS