Paco Ibáñez combate el terror con música

El intérprete canta a la esperanza y a la lucha tras los atentados terroristas de La Rambla de Barcelona y Cambrils

Paco Ibáñez, durante su concierto en Barcelona.
Paco Ibáñez, durante su concierto en Barcelona.Joan Sánchez

Un escenario a oscuras. Así empezó el concierto del festival Mas & Mas de Paco Ibáñez en el anfiteatro del Grec de Barcelona. Una oscuridad buscada para situar el negro episodio que vivió la ciudad hace catorce días cuando una furgoneta conducida por Youness Abouyaaqoub segó la vida de 14 personas que se encontraban en el paseo de La Rambla y causó decenas de heridos. Un encuadre del escenario al que salieron nueve personas portando las letras del logo de Barcelona con la “l” en negro. Una ilustración que diseñó Frederic Amat poco después del atentado terrorista y que se convirtió en el lema del luto de una ciudad. Amat ya era el escenógrafo del concierto de Ibáñez, con el que tiene una gran amistad y para el que le ha diseñado portadas de discos, que iba a tener su forma habitual con una gran alfombra roja sobre fondo negro, y siempre un vaso al lado. “Poco después de que la ilustración corriera por las redes tras el atentado, Paco me llamó y me preguntó si la podía utilizar, yo le dije que encantado, ¡si es de todos¡”, explicaba el artista.

Con el anfiteatro en silencio, las letras y sus portadores permanecieron en el escenario sobre la alfombra roja mientras la voz en off de José Agustín Goytisolo leía el poema que no podía ser más descarnadamente oportuno: En tiempos de ignominia: "En tiempos de ignominia como ahora / a escala planetaria y cuando la crueldad se extiende por doquier fría y robotizada / Aún queda buena gente en este mundo / que escucha una canción o lee un poema: / Es el canto, la voz y la palabra: única patria / Que no pueden robarnos ni aun poniéndonos de espaldas contra el muro / Que nadie piense nunca: no puedo más y aquí me quedo / Mejor mirarles a la cara y decir alto: tirad hijos de perra somos millones y el planeta no es vuestro".

Acto de homenaje a las víctimas del atentado de Barcelona previo a la actuación de Paco Ibáñez.
Acto de homenaje a las víctimas del atentado de Barcelona previo a la actuación de Paco Ibáñez.Joan Sánchez

Entre los aplausos tras el poema, salió Ibáñez al escenario. De riguroso negro, guitarra en mano, hizo su especial homenaje como es él, hablando a su manera: “Que alegría... aunque estamos un poco tristes... que quede claro que no lograran lo que pretenden. Que el arte y la poesía ayuden a no perder la conciencia y la dignidad. Lo que voy a cantar está relacionado con lo que pasó. La lucha será larga, pero venceremos”. Y siguiendo esa idea el primer tema del concierto fue el poema de Gabriel Celaya La poesía es un arma cargada de futuro.

Al cantautor le acompañaban sus músicos: Mario Mas guitarra, Gorka Benítez saxo tenor, Horacio Fumero contrabajo, César Stroscio, bandoneón y Pep Pascual al mando de los efectos sonoros. Sin embargo, bien entrado el concierto estos aguardaban a salir al escenario porque, tal como suele hacer Ibáñez, siempre improvisa y ayer lo volvió a hacer. Para el concierto de Barcelona tenía previsto una selección de canciones sobre el Mediterráneo. Canciones precisamente para reivindicar el humanismo frente a la barbarie actual que se extiende por todos los países que baña y que se lleva por delante a cientos de vidas que quieren llegar a otras orillas.

Pero las canciones que desgranó, especialmente las primeras, fueron más de combate. Después del tema de Celaya, Ibáñez cantó la célebre La Mala Reputación de George Brasens —“Francia es la capital de los autores”, dijo— para proseguir con una canción inspiradas en Blas de Otero, García Lorca o Francisco de Quevedo. Hablador, explicó anécdotas de su infancia en el caserío vasco, cantó en gallego, también en catalán e hizo las delicias cuando dedicó Lo que puede el dinero, escrito por el Arcipreste de Hita, precisamente a su mal recuerdo de los curas que tuvo en su niñez. Y volviendo al tema del concierto, el Mediterráneo, Ibáñez entonó la canción En el Mediterráneo de su admirado Georges Moustaki, precisamente un canto a Barcelona.

Sobre la firma

Blanca Cia

Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS