Iceta: “ni declaración de independencia ni artículo 155”

El líder del PSC se ofrece como mediador y quiere que no se proclamen los resultados del referéndum

Miquel Iceta, primer secretario del PSC.
Miquel Iceta, primer secretario del PSC.Marta Pérez (Efe)

Miquel Iceta, primer secretario del PSC, se ha sumado este miércoles a la lista de mediadores que se ofrecen para buscar una salida a la situación política catalana ante el pleno del próximo lunes en el que se puede aprobar la secesión. “Ni declaración unilateral de independencia, ni artículo 155”, dijo el líder socialista para desmarcarse tanto de la postura del independentismo como de la posibilidad de intervenir la autonomía aplicando ese precepto de la Constitución.

“Si los que han de negociar no se salen les ayudaremos a buscar un mediador y si quieren que seamos nosotros, lo seremos”, aseguró Iceta durante su intervención en el consejo de alcaldes del PSC. El líder socialista volvió a retirar el argumentario de su partido ante la situación política actual: ni la postura que defiende el Gobierno del PP ni la vía unilateral del secesionismo.

La novedad en su discurso es que la cuenta atrás para que Cataluña rompa con España parece que ha empezado y que solo quedan cuatro días, los que distan del pleno del próximo lunes. “Hoy está muy claro que la ruptura de la legalidad vigente que impuso la mayoría independentista en el Parlament está poniendo en riesgo nuestras instituciones de autogobierno”, dijo el líder del PSC, para quien el pleno del Parlament previsto para el próximo lunes es “persistir en el error”.

La lectura que hace el líder del socialismo catalán es que del referéndum del 1 de octubre no emana ningún “mandato democrático”, la expresión que tanto gusta al independentismo. “No son mayoría y no podemos aceptar de ninguna manera que bajo un subterfugio, una minoría, por importante que sea, imponga su deseo a la mayoría”. Iceta considera que “con unos fundamentos tan frágiles” no se puede fundar una república y que es necesario frenar antes de que sea demasiado tarde.

En esa línea, el líder del PSC y la portavoz del grupo parlamentario socialista, Eva Granados, han remitido una carta a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en la que les reclaman expresamente que detengan el desenlace del proceso independentista. El texto exige al presidente y al vicepresidente de la Generalitat “que cumpla con sus obligaciones y estatutarias” para evitar “dentro del ámbito de su responsabilidad la definitiva rotura de la legalidad constitucional”.

Se trata, dicen los dirigentes socialistas, de que se amparen los derechos fundamentales de la ciudadanía y eviten “la proclamación de los resultados del 1 de octubre y una ulterior declaración unilateral de independencia”. De esa manera, razona la carta, se permitiría “una resolución democrática del conflicto político e institucional”.

La carta, enviada también al Síndic de Greuges, Rafael Ribó, recuerda que la ley del referéndum que está suspendida por el Tribunal Constitucional, por lo que no puede dar lugar a ningún acto posterior, como la proclamación de los resultados que pretenden Junts pel Sí y la CUP para declarar la independencia. Lo mismo sucede, dicen, con la ley de transitoriedad jurídica, suspendida igualmente.

Iceta recuerda al Gobierno catalán que tanto él como la Mesa del Parlament han actuado con “abierto desconocimiento” a las resoluciones del Constitucional y que, aunque consideren que la ley no está suspendida, el referéndum no puede producir efectos porque no se ha dado cumplimiento a lo que dispone un total de 19 artículos. La ley del referéndum y de ruptura, dicen, pretendía establecer en Cataluña "un régimen jurídico excepcional" para derogar las normas fundamentales de la legalidad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS