Una informadora turística de Barcelona, premiada por su valentía en los atentados

Rocío Martín, que ese día tenía fiesta, cruzó el cordón policial para ayudar a las víctimas

La informadora premiada Rocío Martín.
La informadora premiada Rocío Martín.m. Minocri

Una informadora del consorcio Turismo de Barcelona ha sido galardonada con el premio Tourist Information Centers (TIC) Hostmanship Award otorgado por la asociación European Cities Marketing (ECM). El galardón reconoce su actuación, excepcional, el pasado 17 de agosto durante el atentado terrorista que dejó 15 muertos y 133 heridos en la Rambla de la capital catalana. La informadora se llama Rocío Martín, tiene 30 años, es de Granada y lleva desde 2012 empleada como informadora de Turismo de Barcelona.

El lugar de trabajo habitual de Martín es “unos días en la oficina turística del mirador de Colón y otros en la oficina de información de la Sagrada Familia”. Pero aquel día no estaba ni en un lugar ni en otro. Ese día libraba, explica. “El pasado 17 de agosto no tenía que trabajar. Comí fuera de Barcelona y el atentado tuvo lugar mientras regresaba a casa en autobús”, recuerda Martín. La informadora vive con dos compañeras de piso muy cerca de la Rambla.

Al conocer la noticia del atentado, durante las primeras horas se aseguró de que sus amigos y familiares no se encontraban entre las víctimas. “Pronto me di cuenta de que había un problema idiomático entre heridos, turistas… y policías, sanitarios... Yo soy de Granada y vivo aquí sin tener a mi familia cerca. Por ello, enseguida pensé como podían sentirse las personas que habían quedado en la Rambla. Salí a la calle con un único objetivo: intentar ayudar”, evoca.

En la plaza de Cataluña encontró a una de sus coordinadoras de Turismo de Barcelona. “Allí tenemos una oficina y varios trabajadores habían quedado confinados tras los atentados”, relata. Ayudó a su jefa a cerrar la oficina de la plaza, pero tenía un objetivo claro. “Me dirigí a un control de policía, les dije a que me dedicaba y que pensaba que podía ayudar”, recuerda. Martín habla inglés, italiano y un poco de francés. Los agentes se dejaron ayudar y la acompañaron hasta la altura del mercado de la Boquería. “Allí había muchos turistas desorientado y nerviosos, y estuve indicándoles y tranquilizándoles hasta que a las 2.30 de la madrugada ya no quedaba gente. Las autoridades judiciales ya habían levantado todos los cadáveres y se habían llevado la furgoneta”, recuerda.

Al cabo de unos días, la coordinadora que había comprobado como Martín conseguía traspasar los cordones policiales para informar le comunicó que había presentado su candidatura a los premios europeos.

El galardón Tourist Information Centers (TIC) Hostmanship Award destaca a aquellos informadores “que han hecho algo extraordinario o fuera de lo común”. La asociación europea considera que Martín ofreció un servicio de “calidad, cálido y humano”. La entidad destaca que la informadora “no dudó en dejar a un lado su seguridad para ayudar a los turistas y, ante una situación de caos y desesperación donde los visitantes no encontraban sus hoteles, salió de casa para ayudarles”. “Acompañó a muchas personas desorientadas hacia sus hoteles, informó de cuáles eran las calles transitables y ofreció su ayuda profesional a quien pudo, mostrando su vocación y humanidad ante los trágicos hechos”.

Congreso internacional

Es la segunda ocasión que se entrega este premio creado por ECM TIC Knowledge Group y Martín viajará esta semana a Budapest donde participará en un congreso internacional que en otras ediciones se ha celebrado en Luxemburgo, Ámsterdam y Dublín, donde compartirá su experiencia profesional con guías de otras ciudades. “Conoceré una oficina turística y un guía me enseñará la ciudad”, resalta Martín.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS