Rajoy promete hablar “con todos” tras las elecciones pero exigirá respeto a la ley

El presidente del Gobierno pide a los empresarios catalanes que no se vayan y que confíen en la vuelta a la normalidad

Gay de Montellà y Mariano Rajoy en Barcelona.
Gay de Montellà y Mariano Rajoy en Barcelona.Massimiliano Minocri

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado este miércoles a los empresarios catalanes que "confíen" en la vuelta a la normalidad política de Cataluña después del conflicto político por el proceso independentista. Tras la fuga de centenares de empresas de Cataluña por la incertidumbre jurídica, Rajoy ha pedido a las empresas que no se vayan, y ha defendido la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones para el próximo 21 de diciembre. "Después de las elecciones seré el presidente de todos y hablaré con todos, pero exigiré a todos que se cumpla la ley", ha advertido.

Más información
La fuga de empresas de Cataluña continúa pese al llamamiento de Rajoy
Bonet: “La marca Barcelona está muerta, su recuperación depende de las elecciones”

La intervención de Mariano Rajoy ha sido la clausura de la entrega de los premios Carles Ferrer Salat y de las Medallas de Honor de la patronal catalana Fomento del Trabajo. El presidente del Gobierno ha elogiado el tejido empresarial catalán y ha asegurado que Cataluña "ha sido punta de lanza de la modernización económica y social de España", para advertir de que los "disparates y los viajes a ninguna parte" pueden poner en peligro esta tradición.

"Hemos sido capaces de reaccionar a tiempo con los instrumentos que el estado de derecho pone a disposición, y hemos vuelto a la normalidad a la ciudadanía", ha asegurado Rajoy en referencia a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. "El Gobierno ha aplicado un mecanismo excepcional para hacer frente a una situación excepcional", ha afirmado, para añadir que "nunca quisimos llegar a estos extremos, pero nuestra obligación es hacer cumplir la ley y mirar por el bien común".

"Restablecer la confianza" tras las elecciones

El presidente del Gobierno ha asegurado que las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre son una oportunidad "para restablecer la confianza". "No va a faltar el apoyo del Gobierno de la nación, a los catalanes nunca les faltará", ha insistido, y ha apelado directamente a los empresarios: "Confiad, no saquéis más empresas de Cataluña".

En el encuentro con los empresarios, Rajoy ha recordado que Cataluña "ha sido envidiada y admirada" por su actitud emprendedora. "Es precisamente todo esto lo que en los últimos años se ha visto minimizado y encogido", ha lamentado. Uno de los premiados por Foment ha sido, 'in memoriam', Juan Antonio Samaranch, quien fue presidente del COI. Rajoy ha recordado su papel en la modernización de la ciudad y ha apelado a ese espíritu en las circunstancias actuales. "La clave estará en volver a la normalidad, y en recuperar la ambición de hacer retos compartidos. Yo soy optimista, yo confío en la capacidad de los catalanes para reorientar toda la energía estérilmente malgastada", ha concluido.

El discurso del presidente del Gobierno ha sido precedido por la intervención de Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball. Gay de Montellà ha lamentado las consecuencias económicas derivadas del conflicto político, y ha pedido encontrar la vía "de la negociación, el diálogo y el pacto". En este sentido, el presidente de Foment ha reclamado a Rajoy que priorice políticas e inversiones "que generen dinamismo económico y actividad empresarial", y ha pedido centrar esfuerzos en hacer realidad el Corredor Mediterráneo y una fiscalidad no discriminatoria territorialmente.

Gay de Montellà ha destacado que miles de empresas catalanas han optado en las últimas semanas por trasladar las sedes sociales y fiscales fuera de Cataluña, ante la incertidumbre política y la inseguridad jurídica del proceso independentista. Entre ellas, el presidente de Foment ha subrayado la "decisión difícil" de "empresas centenarias que han sido y son protagonistas principales de la vitalidad de Cataluña". Por eso, ha pedido al presidente del Gobierno que se adopten medidas para facilitar el retorno de estas empresas a Cataluña.

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, también ha pedido a la ciudadanía "estar a la altura" de las circunstancias en las próximas semanas, en alusión a las elecciones autonómicas convocadas por el Gobierno, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, para el 21 de diciembre. "Tenemos casi una última oportunidad para reparar muchas de las cosas que se han estropeado en los próximos tiempos, y para ello hará falta pragmatismo y realismo", ha destacado el presidente de CEOE, quien ha recordado que en los últimos meses ha habido "muchos errores, de todos". Rosell también ha reclamado continuar con las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012.

En el acto de Foment del Treball se han entregado los premios Carles Ferrer Salat y las Medallas de Honor de la entidad. En esta edición, la patronal catalana ha distinguido a Ana Botín, presidenta del Grupo Santander, con la Medalla de Empresario del Año por su determinación en la adquisición del Banco Popular. La medalla por la Trayectoria Empresarial ha sido atorgada 'in memoriam' a Juan Antonio Samaranch, quien fue presidente del COI y que ha sido mencionado en los discursos como ejemplo del espíritu de consenso que promocionó a Barcelona como ciudad olímpica. La patronal también ha reconocido como mención especial a Alfredo Molinas, que fue presidente de Foment durante 16 años. Los premios Carles Ferrer Salat se han otorgado a la Fundación Repsol, a Barcelona Tech City, a Mango y a Roca.

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS