La CUP plantea una asamblea constituyente y un plan social para materializar la república

Los anticapitalistas critican la falta de iniciativa de Junts per Catalunya y Esquerra sobre su programa de gobierno en vísperas de la investidura

Los diputados de la CUP cantan Els Segadors puño en alto el día de la constitución del Parlament.
Los diputados de la CUP cantan Els Segadors puño en alto el día de la constitución del Parlament.Quique García (EFE)

La CUP ha trasladado a Junts per Catalunya y Esquerra un documento para sentar las bases de cómo materializar la república que consideran que quedó declarada en el Parlament el 27 de octubre. Con mucho menos peso que en el mandato anterior - han pasado de 10 a cuatro escaños- los anticapitalistas han quedado al margen de la negociación de las dos fuerzas independentistas mayoritarias y han denunciado su falta de iniciativa para saber cómo quieren materializar la república. La CUP ha elaborado un documento que ha trasladado a sus socios en el que, entre otras cosas, plantea crear una asamblea constituyente, no pagar la deuda a los bancos o fijar un salario mínimo de 1.200 euros.

Más información
La CUP amenaza con desmarcarse “si no hay república”
La CUP condiciona su apoyo a Puigdemont a que asuma responsabilidades en el caso Palau
La CUP exige a ERC y Puigdemont que detallen su programa de gobierno republicano

Los diputados de la CUP pretendían celebrar esta tarde reuniones con los de Junts per Catalunya y los de Esquerra. Los anticapitalistas quieren saber cuál es su impresión sobre sus reivindicaciones para conocer su posición y trasladarla al Consejo Político que celebrarán este sábado y en el que decidirán cuál será voto en la sesión de investidura. Carles Riera, diputado de la CUP, lamentó la semana pasada que el nuevo president del Parlament, Roger Torrent, hiciera un discurso de corte autonomista y obviando lo sucedido el 1 y el 27 de octubre cuando se celebró el referéndum y se proclamó la república. La CUP solo cuenta con cuatro votos pero son imprescindibles para garantizar la mayoría independentista fijada en 68 escaños (los tres juntos suman 70). "Se está hablando mucho de cómo investir al president pero muy poco de para qué", afirmó esta semana Riera.

Bajo el epígrafe de propuestas para el programa de Gobierno, el documento parte de la premisa de que el Gobierno de Rajoy realizó un "golpe del Estado" con la aplicación del artículo 155 que dejó en suspenso la concreción de la república, de la que, a su juicio, es la fuente de legitimidad de su proyecto. El plan que propone cuenta con tres patas: la materialización institucional; la social y la democrática en la que insta a dar apoyo al Parlament, a desobedecer si es necesario y a recuperar todas las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional.

El apartado sobre la materialización de la república contempla crear una asamblea, encauzar un proceso constituyente; dotar de titularidad pública a una banca, crear la agencia tributaria, la de la seguridad social, judicatura propia y un gobierno soberano sobre los cuerpos policiales; la titularidad pública de las infraestructuras estratégicas; la suspensión del pago de la deuda pública o internacionalización de la República. El apartado social abarca el salario de 1.200 euros; una nueva política fiscal para los ciudadanos con ingresos superiores a 90.000 euros, un plan contra la corrupción o un plan para reducir las listas de espera en sanidad en un 50% en un plazo de seis meses.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS