Norwegian se muda a la sede de Nike para seguir creciendo

La compañía aérea prevé doblar su plantilla antes de dos años y llegar a los 400 empleados

Avión de Norwegian despegando del aeropuerto de El Prat.
Avión de Norwegian despegando del aeropuerto de El Prat.CARLES RIBAS

La aerolínea Norwegian busca ganar espacio en el aeropuerto de El Prat y ultima el traslado de su sede corporativa de Barcelona, que es la base de operaciones de la compañía en el sur de Europa. La delegación de la firma escandinava se muda de su actual emplazamiento en la antigua torre de control de la T2 a una nave del polígono Mas Blau de El Prat. En concreto, la aerolínea ocupará el edificio que ha hospedado la sede de Nike en España. Norwegian informó que el traslado, previsto para el tercer trimestre del año, le permitirá doblar el número de empleados y optimizará su posicionamiento en Barcelona, ya que pasará a estar junto a un nudo de comunicaciones.

Más información

Según un comunicado de la empresa, Norwegian ya ha firmado el contrato de alquiler de “un edificio entero de oficinas” con una superficie útil total de 5.376 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas. La finca alberga en este momento la sede en España de la multinacional deportiva Nike. La firma norteamericana ya avanzó en verano pasado sus intenciones de buscar nueva ubicación en la ciudad: será el edificio La Rotonda, el conocido inmueble de estética modernista que está situado en el paseo de Sant Gervasi.

La mudanza le sirve a Norwegian para ganar espacio y capacidad. “Empezamos siendo 50 trabajadores pero ahora ya somos más de 200”, apuntó un portavoz de la compañía. Justo ahora se cumplen tres años del corte de cinta con que el entonces consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, bendecía la sede de Norwegian en la T2. La dirección de la aerolínea está considerando mantener el arrendamiento de parte de sus actuales oficinas en la antigua torre de control para usos complementarios y tareas no cotidianas.

La firma prevé seguir creciendo en Barcelona y calcula que antes de dos años habrá llegado a los 400 empleados. La alternativa a buscar una nueva morada pasaba por alquilar otro espacio en el aeropuerto, una opción que no convencía a los escandinavos ya que implicaba separar servicios y personal. Bjørn Erik Barman-Jenssen, consejero delegado de Norwegian Air Resources, dijo: “El crecimiento de Norwegian en Barcelona ha sido mucho más fuerte de lo que hubiéramos podido imaginar en un principio”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción