Valdemingómez quema casi la mitad del gas que produce

El director del complejo afirma que la planta presenta “ineficiencias” heredadas de la legislatura anterior

El complejo de biometanización del Parque Tecnológico de Valdemingómez, el lugar en el que se tratan los residuos urbanos de la ciudad de Madrid, quema el 49% del gas que produce. El Ayuntamiento afirma que el motivo es que no tiene capacidad para tratar todo el gas y por eso se ha comprometido a aprovechar a partir de marzo el 100% del biogás que genere, para lo que ha previsto una inversión en dos años de 13,6 millones de euros. El director del complejo afirma que la planta presenta “ineficiencias” heredadas de la legislatura anterior.

Entrada a la incineradora de basuras de Valdemingómez.
Entrada a la incineradora de basuras de Valdemingómez.Álvaro García

La producción de biogás en el vertedero de Valdemingómez no es todavía la adecuada, a la vista de los datos aportados por el director del vertedero de Madrid. A finales de 2015, “unos diez millones de metros cúbicos de metano iban a la planta de tratamiento de biogás (PTB) de La Paloma y unos 25 millones se quemaban en la antorcha”, emitiendo dióxido de carbono —pues la combustión del metano se traduce en CO2— “y desperdiciando biogás”, afirma en una entrevista con EFE Miguel Ángel Baquedano, director del Parque Tecnológico de Valdemingómez.

El Ayuntamiento informa de que, desde aquel año a 2017, se ha mejorado la inyección de biogás un 27,4%, alcanzando el 51% de la producción de biogás. “Esto ha sido posible por las mejoras del rendimiento en la planta que han llevado a cabo por parte del contratista, pero ha llegado a su límite”, dice un portavoz del Ayuntamiento.

En concreto, en el periodo de octubre de 2016 a septiembre de 2017 se sometieron a concentración y lavado 15,7 millones de metros cúbicos (en el mismo periodo se quemaron en antorcha 16.7 millones de metros cúbicos). En el periodo equivalente del año anterior —de octubre de 2015 a septiembre del 2016— se valorizaron 12,3 millones de metros cúbicos y se quemaron en antorcha 20,7 millones.

“Debido a la imposibilidad de inyectar todo a la red, se ha buscado la solución de llevar el biogás a los motores donde se producía electricidad con el biogás que se extraía del antiguo vertedero”, explica el portavoz municipal. “Funcionan dos de los ocho que hay y, a partir de marzo, todos se utilizarán para producir electricidad con el biogás excedente de la planta de biogás, solucionando un problema que arrastra la ciudad desde hace años”, añade.

El director del Parque Tecnológico de Valdemingómez, Miguel Ángel Baquedano, señala que las plantas de Las Dehesas y La Paloma, inauguradas en 2009 para obtener biogás a partir de la fermentación de la basura orgánica de Madrid, presentan “ineficiencias” que les obliga a desperdiciar biogás. Según Baquedano, se trata de un problema “heredado de la legislatura anterior”, cuando “hubo años en los que incluso no se inyectaba nada de gas en la red”. La política que tenía el equipo de gobierno anterior, con Ana Botella (PP) como alcaldesa, “primaba que se generara mucho gas”, a pesar de que “ya entonces eran conscientes de que no podrían aprovecharlo”.

Con las mejoras previstas por el actual gobierno, las instalaciones serán más eficientes energéticamente (se estima que aumentará un 10% la producción) y tendrán menor impacto en los barrios más cercanos, pues se evitarán fugas de biogás que genera malos olores. Hay planeadas 25 actuaciones en seis plantas y un presupuesto de 23 millones de euros que aún está pendiente de licitación.

Sobre la firma

Carmen Pérez-Lanzac

Redactora. Coordina las entrevistas y las prepublicaciones del suplemento 'Ideas', EL PAÍS. Antes ha cubierto temas sociales y entrevistado a personalidades de la cultura. Es licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de El País. German Marshall Fellow.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS