El plan para las Tres Chimeneas del Besòs prevé 1.700 pisos en edificios de hasta 15 plantas

La Plataforma para la conservación del espacio considera excesiva la edificabilidad

Les tres xemeneies de Sant Adrià.
Les tres xemeneies de Sant Adrià.A. G.

El primer borrador del Plan Director Urbanístico (PDU) del ámbito de las Tres Chimeneas, entre Sant Adrià del Besòs y Badalona, prevé la construcción de 1.719 pisos en edificios de hasta 15 plantas. Así figura en el Documento de Objetivos y propósitos generales que ha redactado el departamento de Territori de la Generalitat y que la Plataforma por la conservación de las Tres Chimeneas –contemplada en el trámite ambiental del plan-- presentó en una jornada de información la semana pasada. El documento fija un total de techo (metros cuadrados construidos) de casi 330.000 metros cuadrados, en los que como ya dejó claro el gobierno catalán hace justo un año, primará la actividad económica: el uso residencial tendrá un 47% de la edificabilidad y el económico, un 53% (que incluye oficinas, comercio y hoteles).

El borrador especifica que entre las 1.719 viviendas tendrá que haber pisos de protección, pero no fija en qué porcentaje. Los mapas del primer dibujo del futuro planeamiento ubican todos los edificios de vivienda en la parte superior del ámbito, tocando a las vías del tren. Muestran cuatro edificios mixtos entre residencial y comercial. En todos los casos prevén una estructura horizontal de tres plantas para las oficinas y tiendas, y encima, torres de entre ocho y 13 plantas, que serían para el uso de vivienda u hotelero. Esta estructura recuerda a la existente en algunos edificios de Diagonal Mar, en Barcelona, que también tienen una primera altura común de la que sobresalen torres.

El dibujo del PDU prevé también un gran edificio de 19.000 metros cuadrados en tres plantas –el único que está en el término municipal de Badalona—para uso comercial. Sin más especificación en la documentación, la Plataforma apunta que podría ser un centro comercial. El planeamiento se completa con cuatro áreas para equipamientos. Una es la del polideportivo ya existente, otra sobre se levantan las Tres Chimeneas y la sala de turbinas; y las otras dos no están especificadas. El resto del suelo serán zonas verdes (125.000 metros cuadrados).

Más información
Los alcaldes del Besòs quieren un gran parque en las Tres Chimeneas
Las Tres Chimeneas tienen la piel enferma y repararla cuesta 9 millones
La Generalitat tramitará el plan urbanístico de las Tres Chimeneas

Por sus dimensiones, el planeamiento de las 28 hectáreas que rodean la antigua central eléctrica de Endesa –ahora calificado básicamente como industrial--, lo está tramitando la Generalitat. Los PDU son instrumentos para definir al detalle los usos de grandes terrenos. En este caso, los propietarios del terreno son el Consejo Comarcal y Sant Adrià (30,8%), el Banco Santander (26,7%) y Endesa (42,4%).

El conjunto fue indultado tras la declaración de Bien Cultural de Interés Local por parte del Ayuntamiento de Sant Adrià. Tanto este municipio como Badalona aprobaron delegar la tramitación, en la que también participa el Consorcio del Besòs (en el que también está Barcelona). Este dibujo que será el embrión del planeamiento definitivo llega tras otros dos intentos. Un primero firmado en 2010 firmado por la agencia Barcelona Regional y otro de 2016 que redactó Sebastià Jornet.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El documento de objetivos, tal y como lo explicó la Plataforma, especifica que los condicionantes del plan son mejorar la permeabilidad del ámbito, el desvío del colector, la recuperación y estabilización de la playa, la prolongación del tranvía, la construcción de un paseo marítimo y la integración de la subestación eléctrica, que todavía está en funcionamiento entre las Tres Chimeneas y las vías.

El portavoz de la Plataforma, Roger Hoyos, considera que la edificabilidad prevista, de más del 5,7%, es excesiva: “Una exageración”. La compara con la del Eixample de Barcelona (entorno al 4%) o de los nuevos barrios levantados en la zona (L’Estrella, Sant Crist o La Catalana, entre el 3,4% y el 5,3%). “Supondría una incremento de vecinos de 4.300 personas, un 12% más que la población actual de Sant Adrià”, lamenta, además del aumento de la demanda de servicios (sanitarios, educativos, saneamiento, etc.). Respecto a la actividad económica, la Plataforma subraya que habría 900 residentes temporales (en los hoteles) y los trabajadores de las oficinas, con la movilidad que generarían. En global, “una presión” que no ven clara. Además, se preguntan quién pagaría los condicionantes del sector o qué inversión pública habría.

La Plataforma también critica cómo se está realizando el proceso participativo para urbanizar este sector. Pero fuentes de la Generalitat recuerdan que el proceso participativo no comenzará hasta que se inicie la exposición pública. Al ser preguntados sobre cuál sería su deseo sobre el uso del ámbito, el portavoz de la Plataforma responde: “La expropiación, o permuta a los propietarios, a precio de suelo industrial y que se destinara a equipamientos y zonas verdes”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS