El Ayuntamiento abrirá esta semana dos de los ocho túneles cerrados

El Ayuntamiento de Madrid inicia dos expedientes a la concesionaria, Dragados, que pueden acabar en sanciones de 900.000 euros

Atascos por el corte de los accesos al túnel de Plaza de Castilla de Madrid.
Atascos por el corte de los accesos al túnel de Plaza de Castilla de Madrid.Luis Sevillano

Los túneles de plaza de Castilla y Sor Ángela de la Cruz —dos de los ocho cerrados por filtraciones de agua— se reabrirán esta semana. El Ayuntamiento de Manuela Carmena asegura, además, que pronto se volverá a circular también por Pío XII, aunque solo en un sentido. El gobierno local achaca a la concesionaria del mantenimiento de las infraestructuras, Dragados, el incumplimiento del contrato. Por ello, tras fracasar en un intento de "secuestro temporal" de la licencia, le ha abierto un expediente de sanción de 900.000 euros.

Esta semana abrirán totalmente al tráfico los túneles de plaza de Castilla y de Sor Ángela de la Cruz. En otro tramo, el de Pío XII, el Ayuntamiento permitirá a partir de la próxima semana la circulación solo por el tubo sur. La galería norte permanecerá cerrada porque Adif está desarrollando trabajos en la zona, sostiene el gobierno local. Se trata de algunos de los ocho túneles de la capital que han sufrido cortes parciales o totales por causa, principalmente, de las filtraciones de agua. Las lluvias intensas de estas semanas han obligado a cortar el tráfico en ellos, generando tapones y el enfado de los conductores.

El gobierno de Carmena, según revelan fuentes municipales, intentó evitar graves afecciones al tráfico buscando un acuerdo con la concesionaria. Su plan pasaba por resolver de mutuo acuerdo el contrato firmado por la excaldesa Ana Botella (PP) y, según esas fuentes, el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo (Podemos), alcanzó incluso un preacuerdo con los responsables de la empresa del grupo ACS. Se postuló una compensación de más de 50 millones, que se topó con problemas de índole legal, ya que el gobierno local no había sancionado previamente a la empresa: "En este momento", dicen, "se abrió la guerra con Dragados".

El Ayuntamiento descarta oficialmente esta versión. Aunque todos reconocen que los problemas se intensificaron a partir de enero. Un mes después, el gobierno local detectó "negligencias" de Dragados y lanzó el "secuestro temporal" de la concesión. El plan chocó, sin embargo, con los jueces, que paralizaron por "vía cautelarísima" la actuación. En sus autos, los magistrados argumentaron que los requerimientos municipales no se sustentaban y podían incurrir en una violación de la libertad de empresa.

Ayer, coincidiendo con la comisión de Urbanismo, en la que el PSOE lleva preguntando desde octubre sobre los planes del Ayuntamiento para los túneles, los técnicos municipales explicaron que a finales de febrero se le notificaron a Dragados dos expedientes de sanción por "infracciones graves" del contrato, cada uno por 450.000 euros. El concejal de Urbanismo no estuvo presente por estar en baja de paternidad.

Los expedientes se refieren a los túneles de María de Molina y plaza de Castilla, ambos en fase de alegación. Aun así, el Ayuntamiento está convencido de que algo se mueve. "Gracias a estas medidas, por las que se exigía a la empresa concesionaria abandonar su pasividad, Dragados ha comenzado a trabajar en los túneles", sostuvieron ayer los representantes públicos.

"Llevan años sin sancionar"

El PSOE, socio de investidura de Carmena, cree que el gobierno local no hace todo lo posible para desbloquear la situación. "Los túneles están sin mantener desde 2008 y Ahora Madrid lleva tres años sin sancionar a la concesionaria", lamentó la concejal Mercedes González. En opinión de la socialista, los expedientes presentados hasta ahora son meros gestos políticos. "Sale barato tener ocho túneles cerrados. Si sancionásemos a Dragados por todos los túneles, serían cuatro millones de euros", afirmó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS