El tranvía divide a los ediles metropolitanos de ERC

Colau: “Hay formaciones que piensan más en las elecciones que en la ciudad”

Imagen virtual de cómo quedaría, cortado al tráfico, el cruce entre Diagonal, Aragó y Sardenya.
Imagen virtual de cómo quedaría, cortado al tráfico, el cruce entre Diagonal, Aragó y Sardenya.

Mientras el gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, trata de convencer —sin éxito— a ERC para que apoye la unión del tranvía por la Diagonal, los regidores de la formación republicana han votado mociones a favor conectar las redes existentes en hasta seis municipios del área Metropolitana. Son Sant Adrià del Besòs, Badalona, L’Hospitalet, Esplugues, Sant Feliu y Cornellà de Llobregat y Sant Just Desvern. En este último municipio ERC ha emplazado en su blog a sus compañeros de Barcelona a permitir la unión pese a cuestionar su gestión.

Colau no se cortó ayer al criticar la posición de ERC: “Estamos en el último año de mandato y hay formaciones que piensan más en las elecciones que en la ciudad”. “La ciudadanía no es tonta y las formaciones tendrán que dar explicaciones a sus votantes”, advirtió la alcaldesa. Por enésima vez, Colau volvió a recordar que ERC llevaba, al menos, la ampliación del tranvía entre Glòries y Verdaguer en su programa electoral y pidió que “hagan un esfuerzo” para aprobar la propuesta en el pleno del 23 de marzo.

El apoyo metropolitano a la construcción de los 3,8 kilómetros que permitirían unir nueve municipios del entorno de Barcelona comenzó en los primeros meses de este mandato. La mayoría de mociones se aprobaron durante el año 2016.

La presión ha arreciado a medida que se complicaba la negociación política en Barcelona. En declaraciones a Betevé, la alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, en cuyo gobierno está ERC, expresó ayer que “cada uno sabe lo que tiene que hacer, pero pensando en el bien común de toda el Área sería bueno que se desencallara”.

También Josep Perpinyà, el alcalde de Sant Just donde gobiernan el PSC y ERC, emplazó “a los que se lo creen a que lo voten”. El concejal de Movilidad del mismo municipio, Jordi Pruna, celebraba en las redes sociales la campaña de la plataforma Units pel Tramvia y afirmaba: “Si esto no convence a nadie es porque no quiere ni escuchar ni aprender ni rectificar. ¡Viva el transporte público y la movilidad sostenible, que salvará la movilidad de todas y todos!”.

Con todo, más allá de las redes sociales, tras el ‘no’ al tranvía del líder de ERC en el ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, es complicado que sus compañeros de partido se mojen como en otros momentos. “El posicionamiento a favor de unir los tranvías es coincidente al 100%. El debate en Barcelona es sobre el modelo de gestión y no entraremos a valorarlo”, afirma Toni García desde L’Hospitalet. También dice que las mociones apoyaban la unión, pero no entraba en la gestión Rubén Arenas, concejal de ERC en Sant Adrià. En Sant Feliu, declinan hacer declaraciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS