Las obras vuelven a Glòries para acabar el túnel y la plaza

Los trabajos durarán dos años y medio, pero el parque estará listo antes de las elecciones

Parte del túnel excavado de Glòries.
Parte del túnel excavado de Glòries.Carles Ribas

Las obras volverán la semana que viene a Glòries tras un año paradas. Y esta vez a lo grande. Porque de forma simultánea se trabajará en el túnel para soterrar la Gran Via; alargarlo hasta la rambla del Poblenou; y construir, ahora definitivamente, el parque de la Canòpia. Hace 11 meses, en una decisión inédita, la alcaldesa Ada Colau, rescindió el contrato con las constructoras por los retrasos, discrepancias técnicas y sobrecostes que acumulaban los trabajos. Los del túnel tardarán dos años y medio. El parque estará listo antes de las elecciones.

Durante el año de parálisis de las mayores obras que hay en marcha en Barcelona, se han vuelto a licitar, pero troceadas en cinco lotes para evitar repetir las grandes bajas en las ofertas económicas de las constructoras. Ahora son diez las empresas que deberán afrontar los trabajos más complejos que faltan: excavar el túnel a una profundidad de hasta 29 metros para que pase por debajo de otras tres galerías de trenes y metro. La previsión es de 32 meses para abrir el túnel durante el primer trimestre de 2021.

Más información
Colau licita de una tacada 10 obras en Glòries: cinco del túnel y cinco de la plaza
Colau afronta el año clave del mandato con los retos del tranvía y Glòries
Colau trocea las obras de las Glòries para evitar que las controle una sola empresa

La alcaldesa visitó ayer las obras con los vecinos de la zona. Una enorme cavidad excavada hasta 12 metros de profundidad, flanqueada por hasta 500 pantallas de hormigón y una treintena de puntales, desde donde son bien visibles del colector de aguas grises o los túneles ferroviarios, el quebradero de cabeza —o caramelo para los ingenieros— de esta gran obra.

“Nos tocó la difícil decisión de paralizar las obras para retomarlas de forma certera tras procesos judiciales que afectaron a las empresas”, dijo en relación al caso 3%, una causa que investiga la adjudicación irregular de obra pública a cambio de comisiones a Convergència.

Colau justificó la nueva adjudicación “para que no hubiera sombra de duda y para hacer las cosas mejor: dividiendo la obra en lotes, ejecutar las dos fases de la obra y comenzar el parque, un pulmón verde para la ciudad”. Con todo, en las uniones de empresas adjudicatarias de esta nueva etapa figuran compañías que aparecen en el caso 3%. El ejecutivo responde que no se podía excluir a estas firmas. La alcaldesa zanjó el tema y concluyó: “La obra ha comenzado y nada podrá pararla”.

Satisfecho se mostró también, en nombre de las asociaciones de vecinos de Sagrada Família, Clot-Camp de l’Arpa, Poblenou y Fort Pienc, Miquel Catasús. “Será un año complicado, pero valdrá la pena porque avanzaremos”. La paciencia de los vecinos que tocan a la plaza de pomposo nombre ha sido infinita. El “ambicioso” compromiso de Glòries se firmó en 2007, recordó. Catasús vino a decir que espera que tantos años “valgan la pena” y, adelantándose a posibles descuidos municipales, exigió los equipamientos acordados y pidió que, una vez acabado el parque, se invierta en su mantenimiento. Reclamó además “una solución” para el mercado de la miseria, donde centenares de vendedores ofrecen su mercancía varios días a la semana al final de la Meridiana.

Las obras en el tramo central del túnel tienen una relativa afectación ciudadana; pero será de mayor calibre en el caso de la prolongación entre Badajoz y rambla del Poblenou, y en la construcción de la Clariana de la plaza. A partir de la próxima semana se trabajará para desviar a los lados el tráfico de entrada y salida por la Gran Via y excavar en medio. El director general de la empresa municipal Bimsa, Ángel Sánchez, explicó que todos los edificios del entorno han sido auscultados —¡piso a piso!— y se han colocado sensores para detectar cualquier incidencia. “Los túneles son agradecidos, llegan para quedarse, no molestan y pueden urbanizarse encima parques con una superficie de 12 manzanas”, celebró.

Súplica vecinal a ERC a apoyar el tranvía

El portavoz de los vecinos de Glòries, Miquel Catasús acabó ayer su discurso de celebración de la puesta en marcha de las obras del túnel y la plaza con una petición más clara imposible. “Hoy 17 de marzo”, dijo, “pedimos, suplicamos, exigimos, reivindicamos a todos los partidos progresistas de la ciudad que hagáis todo lo posible para llegar a un acuerdo antes del día 23”, cuando el pleno dirá sí o no a la unión de las dos redes de Tranvía por la Diagonal.

La unión tendría la principal parada de intercambiador en Glòries. Catasús no nombró a ERC, pero la votación está en su mano. Colau aseguró que está dispuesta a apurar hasta el último minuto y “hacer las reuniones que haga falta”.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS