Piden explicación al Gobierno por el fichaje de un cargo de la Xunta imputado por homicidio profesional

Oposición y afectados por hepatitis C tildan de “insulto” el ascenso de la subdirectora de Farmacia investigada por retrasar fármacos a pacientes que acabaron falleciendo

González-Criado y Rubial (sin corbata), en una imagen de archivo.
González-Criado y Rubial (sin corbata), en una imagen de archivo.ÓSCAR CORRAL

Carolina González-Criado, subdirectora general de Farmacia del Servicio Galego de Saúde (Sergas), imputada desde hace más de dos años por prevaricación y homicidio imprudente grave por haber negado o retrasado por razones presupuestarias el suministro de fármacos recetados a pacientes afectados por hepatitis C, seis de los cuales acabaron falleciendo, ha sido llamada por el Ministerio de Sanidad para ocupar el puesto de subdirectora general de Calidad del Medicamento en el gabinete que preside Dolors Montserrat. Lo hace con todos los parabienes del gobierno gallego. “Tiene acreditado ser una profesional de primera línea”, ha declarado el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado.

En medio del malestar generado entre los afectados y los grupos de oposición en el Parlamento gallego al trascender la información adelantada por el diario.es, Tellado ha hecho público el agradecimiento del gobierno que preside Alberto Núñez Feijóo a la técnico imputada en la primera causa penal abierta en España por muertes supuestamente derivadas de los recortes sanitarios. “Ha demostrado su valía”, subrayó el secretario general del PP autonómico precisando que si cumple los requisitos para ocupar la plaza “a nosotros nos parece bien”. Una consideración esta que coincide con el respaldo que Feijóo ha mantenido en todo momento a los dos altos cargos sanitarios imputados llegando a asegurar que le parecía ilógico que “por dos o tres pacientes” se vinculasen las muertes a sus políticas de austeridad de las que, no obstante, siempre ha presumido de ser pionero y diligente en su aplicación.

La imputación de González-Criado procede de una denuncia presentada en enero de 2016 por la fiscalía en el Juzgado de Instrucción 3 de Santiago a raíz de la documentación aportada por diversos médicos de la red pública hospitalaria que reclamaron al Sergas, sin éxito, el tratamiento efectivo contra la hepatitis C para suministrarlo a sus pacientes.

En el sumario se detalla que González-Criado y el director general de Asistencia Sanitaria en aquella época (actualmente, gerente del área sanitaria de Vigo), Félix Rubial, retrasaron “por razones presupuestarias” la entrega del Sovaldi, fármaco efectivo contra la enfermedad que en aquel momento tenía un elevado precio. Tres pacientes fallecieron sin llegar recibir esa medicación recetada por sus médicos y otros tres la recibieron demasiado tarde y fallecieron igualmente. En su comparecencia ante el juez instructor los dos altos cargos se defendieron señalando a sus subordinados asegurando que ellos solo firmaban los expedientes en los que se negaba la concesión de los tratamientos.

La plataforma de afectados, que lleva dos años clamando por el cese de los dos investigados en esta causa, consideran el nombramiento de la técnico investigada “por a comisión de graves delitos en el ejercicio de su cargo” un hecho “de enorme gravedad”. “El mero hecho de que se esté contemplando ese nombramiento no puede ser vivido por las víctimas más que como una provocación, un pago por los servicios prestados”, sostiene Quique Costas, portavoz del colectivo de afectados.

Los grupos de oposición en el Parlamento gallego, En Marea, PSdeG y BNG, han mostrado su absoluta repulsa por el nombramiento que han tildado de “provocación e insulto” y que entienden que supone la concesión de “un premio” a alguien que está imputado por homicidio imprudente.

En Marea ha registrado, a través del grupo confederal de Unidos Podemos, una pregunta en el Congreso de los Diputados para que el Gobierno explique las razones del nombramiento de la alto cargo de la Xunta. “No es asumible que una persona imputada por seis homicidios y prevaricación por esta gestión pueda volver a gestionar fármacos y cuestiones sanitarias”, advierte la diputada Ángela Rodríguez.

Aunque la Xunta ha reconocido que González-Criado pidió el cese tras la solicitud de incorporación del Ministerio de Sanidad, fuentes de este departamento sostienen, según informa Europa Press, que no han contratado a nadie y que la alto cargo del gobierno gallego sigue perteneciendo al Sergas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS