Una joven desaparece arrastrada por el mar tras acercarse a ver las olas con unos amigos en A Coruña

La mujer bajó a la orilla de la playa de Riazor con alerta naranja y en una zona donde se cruzan fuertes corrientes

Un helicóptero esta mañana rastrea el mar en la playa de Riazor en busca de la joven desaparecida.

Un dispositivo de medio centenar de efectivos busca por mar y aire en A Coruña a una joven de 22 años que fue arrastrada por una ola en la madrugada de este viernes. La mujer, originaria de Ourense, había bajado a la playa de Riazor junto a otras dos personas para contemplar el Atlántico embravecido y en alerta naranja, cuando en apenas un instante, según el relato de los testigos, desapareció engullida por un golpe de mar, justo a los pies del monumento que en el paseo marítimo coruñés homenajea a un estudiante eslovaco y tres policías que murieron ahogados en enero de 2012.

La alerta la recibió el 112 a las 5.50 de la madrugada. Era noche cerrada, estaba bajando la marea y “la resaca era muy potente”, ha informado desde el centro de mando del dispositivo de búsqueda la concejala de Seguridad Ciudadana de A Coruña, Rocío Fraga. La joven estaba acompañada de dos chicos, que han sido atendidos en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña. Uno de ellos tenía su ropa mojada porque intentó entrar en el agua para ayudar a su amiga, ha apuntado Fraga. Ambos han relatado a la policía que todo ocurrió tan rápido que ni siquiera escucharon a la mujer pedir auxilio.

El golpe de mar que ha arrastrado a la joven ourensana se ha producido en un punto muy peligroso de la bahía coruñesa, en la orilla pegada al espigón que separa las playas de Riazor y del Orzán y que es conocido en la ciudad como La Coraza, un cruce de fuertes corrientes que se convierte en una trampa mortal con alerta naranja.

Las malas condiciones del mar en A Coruña han obligado a suspender poco después de las 18.00 las labores de búsqueda por mar y por aire, ha informado Europa Press. En las tareas de rastreo han participado el helicóptero Helimer de Salvamento Marítimo con cámaras térmicas, el grupo de rescate acuático de los Bomberos coruñeses, la embarcación de Cruz Roja y las policías local y nacional. La desaparecida había llegado este jueves a A Coruña procedente de Ourense, ciudad en la que reside su familia, alertada ya de lo ocurrido y que está recibiendo apoyo psicológico de la Cruz Roja.

El suceso de esta madrugada ha hecho revivir en A Coruña la tragedia de Tomas Velicky, un estudiante eslovaco que el 27 de enero de 2012 fue arrastrado por el mar de madrugada tras adentrarse en él también con alerta naranja. Tres policías nacionales, Rodrigo Maseda, Javier López y José Antonio Villamor, murieron junto a Velicky al intentar rescatarlo. El Atlántico tardó casi un mes en devolver los cuatro cadáveres. La ciudad erigió un monumento en su memoria justo en La Coraza donde una ola se ha llevado a la joven de Ourense.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS