Barcelona se marca doce objetivos para vencer las desigualdades antes de 2027

Todos los grupos en el Ayuntamiento y 700 entidades firman un compromiso, con una docena de hitos, para hacer la ciudad más justa

Dos bailarines durante la presentación de la estrategia de inclusión
Dos bailarines durante la presentación de la estrategia de inclusiónAyuntamiento de Barcelona

Todos los grupos municipales en el Ayuntamiento de Barcelona junto con más de 700 entidades se marcaron ayer doce metas a alcanzar antes de 2027 con el objetivo de reducir las desigualdades y garantizar los derechos sociales en la ciudad.

Ada Colau presidió la presentación de la bautizada como Estrategia de Inclusión y Reducción de las Desigualdades 2017-2027. La alcaldesa señaló la importancia de este compromiso colectivo para priorizar “siempre a las personas, sin excusas, vengan de donde venga, vivan en el barrio donde vivan”.

El primer objetivo es reducir en 40.000 el número de hogares en los que se destina más del 40% de los ingresos en cubrir el gasro de vivienta. En 2016 eran 127.959 y representaban el 19,3% del total.

La segunda meta es reducir un 10% la distancia de “renta entre los cinco barrios con mayor y menor renta familiar disponible por cápita”. La distancia actual entre estas dos realidades es de 34.391 y la voluntad es que sea inferior a 31.000.

El tercer hito es que las personas ocupadas que disponen de una renta por debajo del umbral de la pobreza pase de estar en 9,8% a situarse por debajo del 7%.

Otro objetivo marca disminuir a la mitad la tasa de privación material severa de toda la población, especialmente los niños. En 2011 la tasa era de 10,6% pero en el caso de los menores de 16 años era de 12,5%. El objetivo es que se reduzcan ambas cifras a la mitad.

El quinto objetivo es disminuir un 60% las personas que no pueden mantener el hogar a una temperatura adecuada para que sean menos del 4% de los barceloneses.

El sexto hito es reducir en nueve puntos porcentuales la diferencia de fracaso escolar entre distritos. Una diferencia que en 2014 era de 18,7 puntos porcentuales.

El documento pretende garantizar que ninguna persona tenga que ocuparse en solitario de ancianos o discapacitados con necesidad de cuidado. Una situación que en 2016 se encontraba el 7,9% de la población.

El octavo objetivo es reducir un 20% el número de personas que no tienen posibilidad de hablar con alguien de sus problemas personales y familiares.

El noveno objetivo pretende aumentar la esperanza de vida al nacer en Barcelona y reduciendo a la mitad la diferencia entre barrios en función de la renta familiar disponible.

Otra meta es reducir un 25% el sufrimiento psicológico de la población.

El onceavo objetivo es aumentar un 50% la cifra de personas con discapacidad y diversidad funcional que gozan de programas para la autonomía personas y la vida independiente para pasar de 602 a 900.

El último objetivo es reducir del 15 al 10% el porcentaje de personas que han sufrido algún conflicto cívico o problema de convivencia en su barrio el último año.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS