El ‘procés’ pasó factura al Teatro Museo Dalí en 2017

La situación política hizo que el número de visitantes descendiera un 16% en el tercer trimestre del año pasado

Exposición en el Teatro Museo de Figueres para mostrar 'Figura de perfil', adquirida en 2017.
Exposición en el Teatro Museo de Figueres para mostrar 'Figura de perfil', adquirida en 2017.

En 2017 y por primera en cuatro años el llamado Triángulo Daliniano (Teatro-Museo de Figueres, Castillo de Púbol y Portlligat) rompió la tendencia negativa y creció en número de visitantes. Los Museos Dalí recibieron 1.444.853 millones de visitas, lo que supone un aumento del 5,56% respecto al ejercicio anterior, cuando tuvieron 76.098 visitantes menos. Todo, a pesar de que según la Fundación Gala-Salvador Dalí, “en los primeros nueve meses la subida fue muy buena, de un 8%, pero a partir del 1 de octubre el último trimestre fue negativo, bajó un 8,1%”. El descenso de octubre a diciembre representa una caída del 16%. Estas cifras se han hecho públicas en la presentación de la Memoria Anual del ejercicio 2017, aprobada ayer por el Patronato de la Fundación.

Esta caída, básicamente de visitantes españoles y franceses, se ha arrastrado al 2018. A 31 de marzo continuaba la pérdida de un 3,03% de visitantes, pero solo en grupo y sólo en Figueres, donde el descenso es de un 6,2%. Púbol y Portlligat estaban un 38% y un 12% respectivamente por encima del año pasado. Debe destacarse, según Lluís Peñuelas, secretario general de la Fundación, que “la caída no es del visitante que ahora decide si viene o no al museo, sino que es consecuencia de grupos de estudiantes franceses e italianos, un tipo de perfil escolar que cuando inicia el curso en octubre elige, y el año pasado ante la situación que se vivía escogieron otro sitio para viajar”. Para él, lo importante es “que las personas individuales están aumentando. Los efectos de octubre se están revirtiendo y mayo sigue línea ascendente.

En este sentido, el nuevo Presidente de la Fundació Gala-Salvador Dalí, Jordi Mercader, apuntó que la situación política les preocupa “como a todo el mundo”. Según dijo, la Fundación “gestiona sus líneas directrices como siempre y la situación política no afectará esta gestión, diferente es que a título individual y para la gestión debes tener en cuenta el entorno y tomar medidas que creas son significativas”. Pese a eso, su impresión es que “vamos un poco por encima de las previsiones”.

Jordi Mercader, presidente de la Fundació Gala-Salvador Dalí.
Jordi Mercader, presidente de la Fundació Gala-Salvador Dalí.FGSD

Objetivo: China

La Fundación Gala-Salvador Dalí trabaja para tener una presencia consolidada en China. Para asociarse "con las instituciones más importantes del país para hacer una exposición retrospectiva que marque época y sea referencial, preparada y explicada para que la entienda el público de China", apuntó el gerente Joan Manuel Sevillano. "Es el área del mundo que más crece y con una influencia notable".

Uno de los primeros proyectos ha sido la firma de un convenio con la Universidad de Pekín para traducir e interpretar el catálogo razonado de pintura. La idea es crear un proyecto transversal que abarque todos sus ámbitos de actuación, desde el artístico, al jurídico o económico.

En cuanto a la memoria económica, los gastos fueron de 11,9 millones de euros y los ingresos de 15,2 millones. El excedente fue de 3,3 millones, unos 400.000 euros menos que en 2016. Sin embargo, en el ejercicio 2017 se invirtieron 3,6 millones —dos de ellos en comprar la pintura Figura de perfil, un óleo sobre cartón con la hermana de Dalí de protagonista— frente a los 1,4 millones de 2016.

Mercader anunció también la preparación de un plan estratégico para el próximo lustro para impulsar la Fundación y potenciar su presencia en Figueres. Este plan está basado en mantener su independencia a través del Patronato y de su fortaleza económica y pretende ser fiel a la dimensión artística y la relevancia intelectual de Dalí, convirtiendo la institución en un centro de excelencia y un referente en el mundo de las ideas y la cultura. En cuanto al programa de 2018-2019, ha destacado la próxima muestra sobre Gala en el MNAC y otras muestras en Nápoles o Mónaco.

En su nueva etapa, la Fundación se propone reforzar el Triángulo Daliniano, ser beligerante en la defensa del prestigio de la obra del genio, aumentar los ingresos con eficiencia de la gestión y la mejora cualitativa de los servicios. También apuntó que están preparando dos proyectos significativos para 2020, uno en Figueres y otro en China. Sin querer entrar en detalles, dijo que el de la capital del Alt Empordà se está ideando como un evento de gran formato con una dimensión expositiva singular y una intervención intelectual relevante.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS