La alcaldesa se reconcilia con la Policía Municipal en una celebración restringida

Los mandos y los sindicatos se quejan del abandono del equipo de gobierno, pese al acto por la concesión de la Medalla del Dos de Mayo

Manuela Carmena saluda a una representación del cuerpo antes del inicio del acto.
Manuela Carmena saluda a una representación del cuerpo antes del inicio del acto.Jaime Villanueva

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), ha aprovechado la concesión de la Medalla de la Gran Cruz del Dos de Mayo por parte del Gobierno regional para celebrar un acto con una pequeña representación del cuerpo y mostrarles su apoyo. El acto se ha celebrado en los jardines de Cecilio Rodríguez ante parte de la escala técnica (los mandos), la dirección de la policía y los agentes más mayores y más jóvenes.

Más información
Los policías municipales no se apuntan a vigilar el maratón
Los sindicatos de la Policía Municipal piden la dimisión de Barbero

La alcaldesa y el concejal de Seguridad, Javier Barbero –también presente en el acto-, han remitido hoy una carta a los agentes del cuerpo en la que les agradecen su “entrega y profesionalidad”. De hecho, Carmena ha basado su discurso ante un centenar de agentes en que la Policía Municipal de Madrid se merece la medalla del Gobierno regional por la defensa de los más desfavorecidos y por permitir que se pueda disfrutar de la capital en libertad.

Carmena también ha querido dejar claro que nadie de su equipo de gobierno tiene dudas de la labor policial: "Yo lamentaba que hubiera habido cualquier tipo de manifestaciones de personas que pudieran tener más o menos relación con este equipo de Gobierno que hubieran podido sembrar alguna mínima duda. En distintas entrevistas he dicho que quiero y admiro a la Policía Municipal, y no quiero que haya la más mínima sombra de que esto no es así". Eso sí, no ha nombrado a la concejal Rommy Arce, investigada por los delitos de injurias y calumnias por supuestos ataques al cuerpo tras la muerte del senegalés Mame Mbaye en el barrio de Lavapiés.

“Quiero recalcar que a nuestros agentes les admiramos, les queremos y que estamos orgullosos de nuestra Policía Municipal. Vuestra labor es imprescindible para que en este Ayuntamiento seamos capaces de lograr la paz ciudadana”, ha destacado la alcaldesa. Carmena ha puesto la medalla regional al estandarte del cuerpo, portado por una agente.

El acto ha sido sencillo. Ha durado tan solo 20 minutos, en los que han participado el comisario general de la Policía, Teodoro Pérez, y el concejal de Seguridad, que ha confesado que cada día se siente más cerca de la policía y de su trabajo. “No queda un año y queremos aprender de vosotros. Gracias por vuestra vocación de servicio público, por vuestra excelencia profesional y por salvaguardar los derechos y por ayudarnos a mejorar nuestra convivencia”, ha resumido Barbero.

El malestar entre algunos mandos ha sido palpable, ya que no se han creído el discurso de los políticos. Han recordado que el cuerpo está en plena negociación sindical y que no se están atendiendo las demandas de los agentes. También han reprochado que se hagan estos actos mientras hay concejales del equipo de gobierno que critican abiertamente sus actuaciones. De la misma opinión han sido varios sindicatos, que se han quejado del abandono que sufre la Policía Municipal con el actual equipo de gobierno.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS