El nuevo Gobierno catalán toma posesión y pone fin a la intervención de la autonomía

Torra convierte el acto en un homenaje a los presos pero llama a dialogar a Pedro Sánchez

Primera foto de grupo del nuevo Govern con Roger Torrent.Foto: atlas | Video: Albert Garcia / atlas
Más información
New Catalan government sworn in, paving way for suspension of direct rule

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha convertido el acto de toma de posesión de los nuevos consejeros de su Govern en un homenaje a los dirigentes independentistas que se encuentran en prisión o huidos de la justicia española. Durante el acto, celebrado este sábado en el Palau de la Generalitat, el president se ha reafirmado en "avanzar hacia la construcción de un Estado independiente" y ha llamado al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a abrir un diálogo para que la actual situación en Cataluña no se prolongue "ni un día más".

La ceremonia ha sido una coreografía constante en homenaje a los encarcelados y huidos y a sus familiares, sentados en la primera fila del Salón de Sant Jordi, el recinto más noble del Palau. A diferencia de la toma de posesión de Torra, sí ha habido invitados, entre los que estaban los expresidentes de la Generalitat, del Parlament y la alcaldesa Ada Colau. También se ha permitido el acceso a la prensa. Ni Ciudadanos ni el PP han participado en el acto. La conformación del Govern implica el fin la intervención de la Generalitat, que comenzó el pasado 27 de octubre, con la aprobación de las medidas amparadas en el artículo 155 de la Constitución.

Más información
Quim Torra y la toma de posesión del nuevo Gobierno de Cataluña, última hora en directo
CONFERENCIA DE ENRIC MILLO
La salida de Millo oxigena la relación con el Govern
Torra se querella por “prevaricación”contra Rajoy y Santamaría

La fórmula empleada para tomar posesión del cargo ha obviado la Constitución como ya hizo el president cuando accedió al cargo el mes pasado y es la misma que se ha usado desde 2016 en la Generalitat. Quim Torra ha formulado a sus consejeros la pregunta: ¿Promete cumplir fielmente, de acuerdo con la ley, las obligaciones del cargo que asume al servicio de Cataluña y con lealtad al presidente de la Generalitat?". Tampoco ha habido símbolos del Estado. El salón Sant Jordi, donde se ha desarrollado el acto, ha estado presidido por dos esculturas de Sant Jordi. El cuadro del Rey no se ha visto, sino que en su lugar había una tela negra, como en ocasiones anteriores.

En su discurso, Torra ha invitado a Sánchez, a "hablar", a "tomar riesgos" y a negociar "de gobierno a gobierno", al tiempo que ha reivindicado su "mandato republicano", "avanzando de acuerdo al mandato del referéndum" del pasado 1 de octubre. También ha expresado su "clara disposición al diálogo", que considera "imprescindible para resolver conflictos de la manera que lo hacen en el mundo civilizado". Como primera medida, el president ha anunciado la puesta en marcha de una comisión para resarcir "los daños" del 155 e intentar reconducir las leyes sociales que han sido recurridas y suspendidas por el Tribunal Constitucional.

La toma de posesión en sí ha sido un acto coreografiado al milímetro. Un familiar de cada uno de los exconsejeros que designó Torra, pero cuyo nombramiento bloqueó el Gobierno central, leyó una carta en la que "se renunciaba" a ser consejero pero se agradecía "el gesto de restitución". Cada nuevo consejero, de hecho, tras jurar el cargo iba a saludar al familiar o al consejero que lo presidió.

Meritxell Lluís, la pareja del exconsejero Josep Rull, ha leído la misiva enviada desde Estremera: "Yo nunca me he sentido cesado", dijo. También ha esbozado las líneas generales de lo que debería ser su mandato al frente del departamento de Territorio y Sostenibilidad. Incluso Toni Comin, cuya misiva ha sido leída por su hermana, Betona Comin, se ha referido a que se reunirá con la nueva consejera Alba Vergés para mantener "un vínculo de efectividad y legitimidad".

El Govern está formado por Pere Aragonès (Vicepresidencia y Economía); Elsa Artadi (Presidencia y portavoz); Àngels Chacón (Empresa y Conocimiento); Ernest Maragall (Acción Exterior); Miquel Buch (Interior); Josep Bargalló (Enseñanza) y Alba Vergés (Salud).

También estarán Damià Calvet (Territorio y Sostenibilidad); Laura Borràs (Cultura); Ester Capella (Justicia); Chakir El Homrani (Trabajo, Asuntos Sociales y Familias); Jordi Puigneró (Políticas Digitales y Administración Pública) y Teresa Jordà (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).

Ciudadanos no ha acudido a la toma de posesión de los consejeros del nuevo Govern porque el presidente catalán ha dicho que el lazo amarillo es el símbolo que representa a su ejecutivo y eso, en opinión de la formación naranja, supone excluir a más de la mitad de catalanes. Así lo ha explicado hoy la líder de Ciudadanos en Cataluña y portavoz nacional del partido, Inés Arrimadas, que ha dicho que Ciudadanos "no puede aceptar" un Govern que "no es de todos los catalanes" y que "pensará solo" en quienes llevan el lazo amarillo.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS