Los taxistas ponen fin al bloqueo de la Gran Vía en Barcelona

El colectivo firma la "tregua" después de que la Conferencia Nacional del Transportes acuerde transferir las competencias de licencias VTC a las comunidades

Los taxistas barceloneses votan a favor de abandonar la protesta.
Los taxistas barceloneses votan a favor de abandonar la protesta.Albert Garcia

Los taxistas que llevan desde el viernes bloqueando la Gran Vía de Barcelona han decidido a las 23.00 de este miércoles poner fin a su protesta y declarar una “tregua” después de que la reunión de la Conferencia Nacional del Transportes haya acordado transferir las competencias de entrega de licencias VTC a aquellas comunidades autónomas que lo deseen.

La reunión asamblearia ha durado más de una hora y han sido varias las voces de taxistas que pedían alargar la protesta. El portavoz de Élite Taxi, AlbertoTito Álvarez, ha alertado: "No va a venir una nave espacial y desintegrar las VTC, pero con el acuerdo que hemos alcanzado empezarán a desaparecer", ha exclamado. Álvarez ha acallado a los taxistas que pretendían continuar la protesta y ha manifestado que deben mantenerse los tiempos fijados por el Ministerio que en octubre prevé tener las competencias de VTC transferidas: "Si alguien cree que mañana vendrá Felipe VI y arreglará el problema está muy equivocado", ha señalado.

Los taxistas han alabado el papel de la alcaldesa Ada Colau y Tito Álvarez ha amenazado al Ministerio de Fomento: "Si nos engañan les montaremos en septiembre la tercera guerra mundial", ha espetado el taxista.

La protesta comenzó el pasado miércoles con una huelga y una gran manifestación que fue recrudeciéndose y en la que se vivieron momentos de tensión entre los taxistas y algunos vehículos VTC. Durante la jornada de ayer se realizaron una serie de servicios mínimos y algunos taxistas de la comarca del Vallès acudieron con sus vehículos a la concentración del centro de Barcelona que tras varios días se convirtió en una verdadera fiesta.

Por un lado estaban algunos taxistas junto a sus familiares y amigos protestando, pero con música, cortando jamón y ambiente festivo. Otros taxistas, de nacionalidad paquistaní, conversaban entre ellos y rezaban en unos de los laterales del paseo de Gràcia.

Tras la asamblea, los taxistas han comenzado a limpiar la zona de la que no marcharán hasta las tres de la madrugada. Además, Álvarez ha sometido una última consideración a votación y la ha vuelto a ganar: "En septiembre haremos un día gratis para compensar a la ciudadanía por las molestias", ha concluido el portavoz de Élite Taxi. 

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS