La oferta educativa de la capital pierde unas 650 plazas en centros públicos

La reducción de líneas escolares afectará a 16 colegios, cinco institutos y de un grado Formación Profesional, según ha asegurado Comisiones Obreras

Colegio Miguel de Cervantes de Getafe, unos de los colegios que continúan en obras.
Colegio Miguel de Cervantes de Getafe, unos de los colegios que continúan en obras.Luis Sevillano

La oferta educativa de Madrid capital perderá el próximo curso 23 unidades (aulas) de varios centros públicos, según denunció ayer lunes Comisiones Obreras (CC OO). La reducción de líneas escolares afectará a más de 650 plazas en el nuevo curso lectivo —estimaciones del sindicato— en 16 colegios, cinco institutos y un grado Formación Profesional. La Comunidad, que no comparte la afirmación de Comisiones, ha anunciado este lunes que hasta que no se cierre el proceso de escolarización en septiembre no se puede hablar de cifras, y que, de momento, “se está ajustando la oferta de plazas a la demanda de los alumnos”.

La central sindical explica que el cierre de unidades se produjo antes de que se iniciara el proceso de escolarización y que, cuando los centros fueron avisados por la Administración de los recortes, Comisiones solicitó por escrito a la Consejería de Educación que reabriera estas líneas porque hay familias que quieren matricular a sus hijos en dichos centros. Los distritos “más afectados” son los de Latina, Carabanchel, Usera, Villaverde, Ciudad Lineal y Moratalaz.

Más información
Leganés se moviliza por la rehabilitación de sus colegios
Educación autoriza a los institutos a usar el viejo sistema de asignación de plazas

“Es una manipulación de la demanda”, asegura Isabel Galvín, secretaria general de enseñanza de CC OO de Madrid. El sindicato dice que, con estas medidas, el Gobierno regional beneficia al modelo de educación privada y concertada que, en su opinión, continúa manteniendo la misma oferta de plazas año tras año mientras que la de los colegios públicos ha decrecido con los recortes por la crisis económica. “Esta situación lleva a las familias a matricular a sus hijos en otros centros que no han elegido, en muchas ocasiones concertados”, dice Galvín. La portavoz sindical también ha subrayado que los centros donde los padres tienen que matricular a sus hijos suelen estar a una media hora de su casa y que muchos de ellos no disponen de ese tiempo por las mañanas para poder llevarlos a clase. “Toda esta situación deteriora la imagen de la escuela pública y la devalúa”, ha destacado Galvín.

Los colegios en los que el sindicato ha constatado la reducción de unidades son el Méjico, el Pradolongo, el Leopoldo Alas Clarín, el Carlos V, el Pio Baroja, el Perú, el Parque Aluche, el Nuestra Señora de Lucero, el Los Rosales, el Ciudad de los Ángeles, el Antonio de Nebrija, el Barcelona, el Antonio Machado, El Espinillo, el Breogán, el Jorge Manrique; los institutos La Estrella, el Rey Pastor, el Mariana Pineda, el IES Juana de Castilla y el Goya.

Varias obras sin terminar

Otro de los frentes abiertos del Gobierno de la Comunidad de Madrid son las obras sin finalizar de varios centros educativos de la región. Las asociaciones de padres de alumnos y varios sindicatos denuncian que, a pocas semanas del inicio de las clases, los trabajos aún no han finalizado. “A 21 días de comenzar el curso, los ojos siguen puestos en ver el avance del CEIP Cervantes completo. La angustia, el miedo y la incertidumbre no se han ido de vacaciones”, ha señalado este lunes en Twitter Vanesa Fernádez, una de las madres afectadas.

Con el objetivo de demostrar que en algunos de los centros afectados hay demanda suficiente para no llevar a cabo el reajuste, la comunidad educativa del colegio República de Uruguay impulsó un proceso de escolarización propio, y en el que, según asegura CC OO, al menos siete familias quieren matricular a sus hijos allí. Un número, según justifica el sindicato, que ha sido suficiente para que en el colegio concertado San Viador se haya abierto una nueva unidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El sindicato ha anunciado este lunes que, si la consejería de Educación no da marcha atrás, iniciará acciones judiciales, ya que “esta medida vulnera la Ley de libertad de elección de centro”. Además, el sindicato amenaza con promover movilizaciones con el resto de organizaciones de la comunidad educativa para protestar contra el reajuste. “Si esto sigue, marcará, junto con el problema de las obras sin acabar, el comienzo del próximo curso”, ha relatado la secretaria.

Adecuar la oferta

Pedro Rollán, vicepresidente, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno Regional, ha explicado este lunes que lo que hace la Comunidad es adecuar la oferta a la demanda y que el número de aulas siempre se ajusta a las solicitudes de cada zona. “No tendría ninguna razón de ser que se habiliten aulas o plazas en la oferta educativa pública cuando no van a estar ocupadas por niños”, ha justificado Rollán a los medios durante una visita a unas obras del Canal de Isabel II.

El consejero afirma que la Comunidad cuenta con una oferta educativa que asegura la libertad de elección de las familias. Según datos regionales, el 93,6% de los alumnos madrileños obtienen plaza en el colegio que eligieron como primera opción.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS