El Parlamento vasco encarga un nuevo Estatuto “congruente” con el pacto PNV-Bildu

Socialistas y populares no logran que los juristas evalúen, de forma previa, la constitucionalidad de las bases pactadas por los nacionalistas

Los miembros de la Ponencia de Autogobierno un minuto antes de comenzar la reunión a puerta cerrada.
Los miembros de la Ponencia de Autogobierno un minuto antes de comenzar la reunión a puerta cerrada.L. RICO

Los juristas ya tienen el mandato parlamentario. La cámara de Vitoria ha encargado este miércoles al grupo de expertos designados la semana pasada, la articulación de un nuevo Estatuto vasco sobre la base del acuerdo sellado por PNV y EH Bildu. En la votación que se ha producido en la Ponencia de Autogobierno, el PSE-EE se ha abstenido, y el PP ha votado en contra mientras que Elkarrekin Podemos le da dado luz verde. Los cinco juristas, Mikel Legarda (PNV), Íñigo Urrutia (EH Bildu), Arantxa Elizondo (Elkarrekin Podemos), Alberto López Basaguren (PSE-EE) y Jaime Mayor Oreja (PP), recibirán el apoyo técnico de los servicios jurídicos del Parlamento.

Más información
El PNV y EH Bildu pactan una consulta “habilitante” del Estatuto antes de llevarlo a las Cortes
Urkullu advierte de que el “todo o nada” en el nuevo Estatuto lo hace inviable

El polémico acuerdo alcanzado por PNV y EH Bildu antes del verano, al que no quiso sumarse ningún otro grupo, recoge la diferenciación entre nacionalidad y ciudadanía, y una consulta ciudadana sobre el texto que aprobaría el Parlamento, antes de la negociación con el Estado para su encaje jurídico, -la denominada consulta habilitante- entre otras cosas. También se contempla una relación con el Estado "singular, bilateral y de naturaleza confederal en el marco constitucional".

La ponencia ha encargado al grupo que redacte el borrador de la reforma del Estatuto de Gernika "en congruencia" y de "conformidad con las bases y principios" aprobados por los nacionalistas, aunque desde el "respeto y salvaguarda" de estas bases los expertos podrán buscar "puntos de conexión" con los votos particulares del resto de los grupos por "si fuera posible" ampliar los consensos ya alcanzados.

Socialistas y populares creen que antes de comenzar cualquier trabajo por parte de los juristas, tendrían que fijar en un informe si ese acuerdo tiene encaje Constitucional ya que en caso contrario no tendría ningún sentido avanzar. Es decir, no tendría ningún recorrido institucional como ocurrió con el denominado Plan Ibarretxe, cuya tramitación fue rechazada por el Congreso. Esta, además, fue una de las demandas del propio lehendakari, cuando solicitó a los partidos un esfuerzo para que el nuevo estatuto sirviera al menos para una generación de vascos.

El portavoz socialista, José Antonio Pastor, ha vuelto a denunciar el "marcado carácter soberanista" del texto pactado por los nacionalistas aunque también ha reconocido que hay un "amplio espacio de coincidencias" entre los grupos, básicamente en lo relativo a los derechos sociales. La portavoz del PNV Jone Berriozabal ha explicado que no se ha encargado a los expertos que hagan un informe de constitucionalidad o de ajuste al ordenamiento jurídico vigente porque los firmantes del acuerdo "no dudan" de este encaje.

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha dicho que el acuerdo de hoy es un "paso importante en el camino que lleva de la autonomía a la soberanía" y que se fundamenta en "el derecho a decidir de este pueblo".

El portavoz parlamentario de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, ha insistido en que se empeñarán en buscar acuerdos que no dividan a la ciudadanía y ayuden a convivir mejor, y ha apostado por que el nuevo estatuto promueva el empleo digno, garantice la calidad de los servicios sociales, de la educación, sanidad e igualdad y que sea "inclusivo y no identitario" para que ningún vasco se sienta excluido.

Por su parte, Antón Damborenea (PP) ha rechazado rotundamente lo acordado por PNV y EH Bildu porque defiende el "derecho a la independencia", divide a los vascos entre nacionales y no nacionales, y "crea un poder judicial propio". 

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS