El jurado declara culpable de asesinato al hombre que mató a su hijo de 11 años en Oza-Cesuras

El veredicto, tomado por unanimidad, descarta que las facultades mentales de Marcos Miras estuviesen afectadas

Marcos MIras, en un momento del juicio en la Audiencia Provincial de A Coruña.
Marcos MIras, en un momento del juicio en la Audiencia Provincial de A Coruña.Cabalar (EFE)

El jurado ha declarado este viernes a Marcos Miras culpable de asesinar el día de la madre de 2017 a su hijo de 11 años golpeándolo con una pala metálica en la localidad coruñesa de Oza-Cesuras. El veredicto, que ha sido tomado por unanimidad, lo considera culpable de un delito de asesinato con la agravante de que la víctima era menor y de otro delito de lesiones psíquicas a la madre del pequeño. Y además de rechazar la atenuante que pedía la defensa por haber conducido a la policía al lugar donde estaba el cadáver del niño, descarta que las facultades mentales de Miras estuviesen afectadas, informa Europa Press.

Más información
El presunto parricida de Oza alega enajenación mental
Detenido un hombre en A Coruña por la muerte de su hijo de 11 años en una visita

Durante el juicio en la Audiencia de A Coruña, la fiscalía, que ha pedido que sea condenado a prisión permanente revisable, ha defendido que el móvil del crimen que conmocionó a la ciudad de A Coruña donde residía el pequeño fue el el ánimo de venganza hacia su exmujer. En su declaración, el acusado alegó ante el tribunal que no recuerda “nada de lo sucedido” ese día, intentando convencerle de que no era consciente de lo que hacía y así esquivar la prisión permanente. “Yo en estado normal no mato a mi hijo”, esgrimió Miras, quien dio a entender que el día que mató a su hijo sufrió una enajenación mental. “Me miró con odio”, afirmó, “y algo se estimuló dentro de mí”.

La madre del pequeño y exmujer del acusado asegura que "el niño iba intranquilo a ver a su padre, porque decía que siempre estaba enfadado". Tanto la fiscalía como la acusación particular y popular, ejercida por la Asociación Clara Campoamor y la Xunta, piden prisión permanente revisable para el procesado por un delito de asesinato. A ello, se suman penas que oscilan entre uno y cinco años de cárcel por un delito de lesiones psíquicas a la madre, además de una indemnización de hasta 180.000 euros. La defensa de Marcos Miras pedía la absolución del presunto parricida alegando que padece siete enfermedades psíquicas o, en caso de condena, su ingreso en un centro psiquiátrico por eximente completa o una rebaja de la pena con la atenuante de su estado mental.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS