Torra encarga a Llach liderar un debate constituyente descafeinado

El Govern pone en marcha un incierto consejo asesor sin retribución y que no redactará la constitución catalana

Lluís Llach y Quim Torra en el Palau de la Generalitat.
Lluís Llach y Quim Torra en el Palau de la Generalitat.CARLES RIBAS

Al presidente del Gobierno de la Generalitat, Quim Torra, siempre le gusta decir que su Govern se rige bajo la idea “de la restitución a la constitución”. Esta mañana, Torra ha presentado en Barcelona el Consejo Asesor para el Impulso de un Foro Cívico para el debate Constituyente, el órgano que debe promover entre la ciudadanía y los agentes sociales el dibujo “del futuro de la sociedad catalana del siglo XXI”, en palabras de su presidente, Lluís Llach. Sin embargo, ambos han negado que con la iniciativa se busque llegar a redactar una constitución catalana. “Hoy no comienza un proceso constituyente”, ha alertado en varias ocasiones el cantautor.

Artadi: el Consell de la República no influirá en el Govern

El rumbo del denominado Consell de la República y del Govern de la Generalitat serán distintos. Cada uno tendrá su “ámbito de actuación”. Así lo ha explicado este martes la portavoz Elsa Artadi en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno catalán. Esta idea desmonta la discurso expuesto en Bélgica por el expresidente Carles Puigdemont. Artadi también ha matizado el ultimátum enviado por el presidente Quim Torra al Ejecutivo del PSOE y ha explicado que se refería a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

“Las decisiones del Consell de la República no tendrán una translación directa en el ámbito de actuación de la Generalitat”, ha asegurado Artadi, que ayer estuvo en Waterloo en la reunión en la que se anunció la inminente puesta en marcha del organismo. La portavoz ha insistido en que su misión principal será internacionalizar la república

Las concreciones sobre qué hará el Consejo han sido pocas. Llach ha sido nombrado hoy por el Consell Executiu y será el encargado de nombrar al resto de miembros. No ha querido referirse a informaciones periodísticas que apuntan a Bea Talegón o a Albano Dante Fachin como posibles consejeros. “Todo sigue ha abierto y habrá miembros de todas las sensibilidades”, ha dicho. Eso sí, ninguno tendrá una retribución.

El consejo se amparará en la Ley de Consultas Populares no refrendarias de la Generalitat. Entre sus funciones están dinamizar y promover la metodología del debate, que llevarán a cabo las entidades sociales. No habrá límite de tiempo y la idea, ha explicado Llach, es que se pueda transmitir a un futuro parlamento constituyente “los valores y las estructuras sociales y políticas” que los catalanes decidan. “La idea es dirigirnos al 100% de la sociedad”, ha dicho el cantautor.

Torra ha asegurado que no se le pasa por la cabeza que el Gobierno actúe contra un “debate ciudadano”. El president y Llach han asegurado que la idea es seguir el modelo del Congreso de Cultura Catalana y que no se espera un producto final del Consejo. "Los resultados no se pueden preveer. No queremos ni podemos influir en el debate", ha asegurado. De momento, Llach divide el trabajo en tres ámbitos: el social, el cívico y el técnico y no hay una fecha de inicio de las actividades.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS