Portal de l’Àngel se consolida como la calle con la renta más cara de España

El alquiler de los locales en este paseo tiene un valor de 3.360 euros por metro cuadrado

Clientes en una de las tiendas del Portal de l'Àngel.
Clientes en una de las tiendas del Portal de l'Àngel.Albert Garcia

Si uno de los secretos para el éxito de un local comercial es la ubicación, la respuesta en España está en el Portal de l'Àngel. La calle es, por noveno año consecutivo, la más cara en la renta de los locales comerciales de España. El precio por metro cuadrado se sitúa en los 3.360 euros al año, el mismo valor que en 2017, y supera por 120 euros a la calle de Preciados, en Madrid, que ostenta la segunda posición en la clasificación española, según el informe Main Streets Across the World, de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield.

Más información
Las tiendas insignia colonizan el centro de Barcelona
La calle comercial más cara de España está en Barcelona

El informe, que analiza los precios de 445 mercados en 65 países, sitúa el Portal de l'Àngel en la posición 18 en la clasificación europea y en la 67 en la lista de las calles comerciales más caras del mundo. La que ostenta la primera posición a escala mundial es Causeway Bay, en Hong Kong, con una renta de 24.606 euros por metro cuadrado al año, un valor que desbanca a la Quinta Avenida de Nueva York (entre las calles 49 y 60) como la más cara del mundo.

El Portal de l'Àngel fue peatonalizado en los años setenta y tiene una larga tradición comercial, gracias a su ubicación y a su urbanización. Los antiguos almacenes Jorba fueron sustituidos por un gran El Corte Inglés de ocho plantas, y a su alrededor las grandes marcas han competido durante años para contar con un local en esta céntrica vía: United Colors of Benetton, Mango, Disney y Pull & Bear y las demás marcas de Inditex tienen un espacio.

La calle, que no hace muchos años combinaba grandes marcas con negocios tradicionales (la Mercería Santa Ana duró 82 años), es ahora un escaparate en el que las grandes marcas sitúan sus flagship stores o tiendas insignia. "En España la demanda comercial está focalizada en las localizaciones más aprovechables, mientras que el comercio electrónico está forzando a los inquilinos a buscar tiendas más grandes donde puedan crear una experiencia única al consumidor", detalla el informe sobre el fenómeno de las flagship stores.

Otro estudio, el realizado por TC Group Solutions sobre los comportamientos de los consumidores en las calles comerciales, ya señalaba que en Barcelona el 37,6% de los clientes que entran en una tienda acaba comprando algo, y que la tendencia de las marcas es apostar por las grandes tiendas para mostrar un producto que luego se pueda comprar por Internet.

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS