Los taxistas dan un paso atrás y proponen que el Ayuntamiento regule la precontratación de los VTC

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, está analizando la nueva propuesta pero se muestra contrario a la iniciativa

Los representantes sindicales de los taxistas, durante la rueda de prensa que han ofrecido este viernes.
Los representantes sindicales de los taxistas, durante la rueda de prensa que han ofrecido este viernes.EFE

Los taxistas de Madrid han presentado este viernes una nueva propuesta a la Comunidad de Madrid que califican de "más flexible" y con la que pretenden abrir una nueva vía de negociación después de 12 días de cierre patronal y protestas con las que buscan regular el servicio de las empresas Uber y Cabify. La principal novedad del documento presentado  recae en la petición de que sean los ayuntamientos los encargados de fijar las condiciones de la precontratación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) mediante una normativa propia.

"No renunciamos a la precontratación", ha señalado el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, para explicar que esta nueva propuesta, presentada este jueves por registro telemático ante el Gobierno regional, deja en manos de la Comunidad la opción de delegar competencias a los municipios, algo para lo que actualmente no están capacitados.

Más información
La Comunidad rechaza la nueva propuesta de los taxistas de Madrid, tras 10 días de paro
Propuesta 30 enero taxis
Propuesta 1 de febrero taxis

La respuesta del Ejecutivo madrileño no se ha hecho esperar. Su presidente, Ángel Garrido, ha anunciado que estudiarán la nueva propuesta, pero ha recalcado que no aceptará la iniciativa del sector del taxi si pretende conseguir la contratación previa de VTC por otro camino. "Si el sector del taxi pretende establecer una especie de vía Colau o vía Carmena para conseguir la contratación previa de los VTC por otra puerta, el Gobierno regional no lo va a aceptar", ha recalcado Garrido. Con vía Colau Garrido se refiere al acuerdo logrado en Barcelona por el que se exige la precontratación de VTC con una hora de antelación, lo que ha hecho que Uber y Cabify abandonen la ciudad.

"La Comunidad ha transmitido todos estos días que están dispuestos a negociar todo menos la precontratación. Ya veremos qué excusa sacan ahora para no regular", ha contestado Sanz, que ha negado que pretendan emular la vía Colau. "Esta mañana podríamos haber estado en Génova [sede del PP] protestando pero estamos aquí explicando nuestra voluntad de negociar”, ha recalcado el  portavoz de la Federación del Taxi de Madrid.

Los taxistas tampoco introducen en el nuevo documento el requisito de recorrido mínimo de cinco kilómetros de cara a que también sean las corporaciones municipales las que se pronuncien en ese aspecto. Lo que sí recoge es la propuesta la prohibición de que los vehículos VTC no puedan estacionar ni circular en vía pública cuando terminen servicio, como ya se anunciaba en su segunda propuesta.

Preparados "para una huelga larga"

A pesar del cansancio propio de los 12 días de paro patronal, los representantes de los taxistas han asegurado estar unidos y preparados para una "huelga larga". “Tenemos que luchar para ganar, porque si no luchamos estamos perdidos. Así que de momento no tiene fin esta huelga indefinida”, ha confirmado Sanz. Para este sábado, los taxistas se adherirán a una manifestación convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.

Además, han anunciado que están gestionando con entidades bancarias la consecución de una línea de microcréditos para ayudar a los compañeros que afronten dificultades económicas como consecuencia del paro indefinido. "Tras 12 días de huelga, hay taxistas que pasan penurias y, por ello, se ha optado por esta vía para asegurar su sustento económico", ha asegurado Sanz, que también ha dicho que han abierto una cuenta bancaria en la que están recogiendo donaciones desde España e incluso el extranjero.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS