Fira Tàrrega cierra con un 93% de ocupación en los espectáculos de pago

La nueva directora, Anna Giribet, refuerza la reflexión de corte social de un evento que el año próximo llegará a su 40 edición

Un momento del montaje 'Full House', de la compañía Eléctrico 28, que ha podido verse estos días en Tàrrega.
Un momento del montaje 'Full House', de la compañía Eléctrico 28, que ha podido verse estos días en Tàrrega.NÚRIA BOLEDA

Una 39ª Fira del Teatre de Carrer de Tàrrega muy marcada por el compromiso y la reflexión de corte social que le ha impregnado la nueva directora, Anna Giribet, finalizó ayer con un 93 % de ocupación en los espectáculos de pago y una gran afluencia de público en los gratuitos, tras cuatro días en los que la localidad leridana ha acogido a 42 compañías y 990 profesionales de 552 entidades de 31 países.

Según la responsable de Fira Tàrrega, los montajes de pago han ofrecido 74 sesiones, de las que sesenta agotaron las localidades. A ello no ha sido ajeno el hilo conductor que ha vertebrado los espectáculos, a partir de una programación focalizada en cuatro ámbitos: la identidad, el territorio, el compromiso y la reflexión. En esa línea, la feria abrió el pasado día 5 con una conversación sobre espacio público y creación artística entre el filósofo Xavier Antich y la directora del Mercat de les Flors, Angels Margarit, moderada por la directora del CCCB, Judit Carrera, en toda una declaración de principios sobre el trasfondo que desea adoptar Fira Tàrrega en esta nueva etapa.

De los 990 profesionales presentes, 625 eran catalanes, 185 del resto del Estado y 180 internacionales, mayoritariamente de Gran Bretaña, Francia, Italia y Corea del Sur. Por primera vez, ha habido de Lituania, Marruecos, Congo, Taiwan, China y EE UU. De los 42 espectáculos, 14 formaban parte del programa de apoyo a la creación de la feria. Entre los nuevos acompañamientos previstos para el año próximo, cuando el festival cumpla su 40 edición, estará el de la compañía Eléctrico 28, con la obra Els despoblats, que contará con una residencia en Tàrrega de la artista irlandesa Deirdre Griffin.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS