Sociedad Civil Catalana presenta la Plataforma de Afectados por el Procés

La conmemoración de las marchas constitucionalistas de 2017 se convierte en un acto de presión al PSC para que vote la moción de censura contra Torra

Una imagen de una de las manifestaciones multitudinarias de 2017.
Una imagen de una de las manifestaciones multitudinarias de 2017.JAIME VILLANUEVA

Las entidades en contra de la independencia de Cataluña, como sus homólogas pro secesión, están muy activas estos días. Para nadie es un secreto que cuando se dicte el fallo de la sentencia del procés habrá malestar social y muy posiblemente una gran reacción ciudadana, por lo que todas las partes intentan tomar posiciones. Sociedad Civil Catalana (SCC) ha conmemorado este sábado los dos años de la gran manifestación constitucionalista de Barcelona con un acto en La Pedrera y ha aprovechado para presentar la Plataforma de Afectados por el Procés, con la que buscan dar voz a las “discriminadas por la presión institucional”. El acto, sin embargo, se ha convertido en una sesión de 'pressing' contra el PSC para que apoye la moción de censura contra Quim Torra en el Parlament.

Más información
“Hay que persuadir a los independentistas para que reconecten con España”
La Lliga Democràtica da el primer paso para ser partido político

Alex Ramos, uno de los líderes de la SCC, puso en valor la manifestación de hace dos años, que implicó un punto de inflexión dentro del constitucionalismo tras el referéndum de independencia declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. "Sociedad Civil Catalana llamó a la mayoría silenciosa a manifestarse. Sacamos un millón de catalanes a la calle. Nunca habíamos visto tanta gente junta, con mucha ilusión, con mucha alegría", ha recordado. La Guardia Urbana en su día calculó 350.000 asistentes, mientras fuentes de la Policía la estimaron en 400.000.

“Se trata de una plataforma abierta, para aquellos ciudadanos que piensen que el procés les ha afectado a nivel familiar, laboral y económico. No queremos victimizarnos, pero hay gente que paga los abusos del nacionalismos”, ha explicado el presidente de SCC Fernando Sánchez Costa. El líder de la entidad también ha cargado contra Torra, a quien le ha pedido que sea el 'president' de todos los catalanes y no solo un "activista insurreccional". Sociedad Civil Catalana no ha descartado volver a salir a la calle si considera que la reacción del independentismo a la sentencia viola la ley.

Dolores Agenjo, la directora de un instituto cercana a Ciudadanos que se negó a dar las llaves para organizar la consulta del 9N y cuyo testimonio fue muy importante en la causa que llevó a la inhabilitación del expresidente Artur Mas, será la coordinadora de la Plataforma de Afectados por el Procés. “No desfalleceré en la defensa de todos aquellos catalanes que hasta ahora hemos vivido silenciados y padeciendo la vulneración de nuestros derechos”, ha dicho.

Presión al PSC

El título de las jornadas ha sido “Rompimos el silencio, cambiamos la historia", y ha contado con el apoyo político de PP, Ciudadanos, PSC y la plataforma de Manuel Valls. Además del ex primer ministro francés, en primera fila del acto han estado el líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández; el portavoz de la formación naranja en el Parlament, Carlos Carrizosa; y el diputado socialista David Pérez. Este último ha tenido que hacer frente a las peticiones, muy aplaudidas por los asistentes, para que los socialistas catalanes apoyen la moción de censura contra Torra, propuesta por Ciudadanos, y que se votará el lunes

"Reagrupémonos desde la política para reforzar lo que nos une. Como ha hecho Sociedad Civil Catalana hoy. El constitucionalismo debe dejar de ser un destello y pasar a convertirse en un paisaje", ha asegurado la diputada popular por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, que también ha ocupado un lugar destacado en la primera fila. Después ha cargado contra el PSC. "Nada, ninguna diferencia ideológica, estratégica, política, táctica justifica que el PSC no apoye la moción de censura contra el señor Torra", ha asegurado.

El diputado del PSC David Pérez ha insistido en el no a la moción, que los socialistas consideran electoralista."¿De verdad queremos entrar en una batalla para ver quién es más constitucionalista de los que estamos aquí? Si el independentismo solo a una de las personas quee stá en primera fila se sentirá fuerte. Si las ven a todas, desde la pluralidad, de asustarán", ha dicho.

Valls, por su parte, ha asegurado que si está en Cataluña y ha dado el salto a la política es "gracias a Sociedad Civil Catalana". "Ser catalán es una forma muy bonita de ser español. Es imprescindible que haya unidad en el constitucionalismo", ha remachado. Desde Ciudadanos, Carrizosa ha advertido: "Nos espera una sentencia del Supremo. El nacionalismo no es ni cívico ni democrático. Siempre actúa mediante algún grado de violencia".

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS