“En cualquier barrio de Madrid tienes un Bar Reynolds”

Macu, el personaje de Pepa Rus en 'Aída', colocó en el mapa a esta gaditana de 34 años, que nos habla de televisión, teatro y, cómo no, de Madrid

La actriz chiclanera Pepa Rus posa en el camerino del Teatro Lara.
La actriz chiclanera Pepa Rus posa en el camerino del Teatro Lara.Víctor Sainz

Macu, el personaje de Pepa Rus en la serie de televisión Aída (Mediaset), colocó en el mapa a esta gaditana de 34 años. Desde entonces la comedia ha sido su feudo en otras series de Telecinco como Gym Tony y La que se avecina. En esta última interpreta a Clara, una joven portera de escalera, “medio borderline”, como ella la define, y prima de Yoli, la costurera que encarna Miren Ibarguren. Ahora ambas protagonizan hasta enero de 2020 Me gusta cómo eres en el Teatro Lara (Corredera Baja de San Pablo, 15), un vodevil dirigido por Gabriel Olivares.

Me gusta cómo eres trata sobre problemas de la amistad.

Más que de la amistad, habla de un tipo de amistad un poco hipócrita. Yo creo que todos si dejáramos descolgado el teléfono, muchas veces nos sorprenderíamos de lo que somos capaces de decir y de escuchar, pero claro, aquí se lleva al límite. Trata de las relaciones personales hasta qué punto la hipocresía envuelve muchas veces nuestras relaciones y si es bueno que las envuelva. Hay mucha gente que prefiere que sí y gente que prefiere que no.

¿Le costó hacer amigos en Madrid?

Pues la verdad es que no. La mayoría de la gente de Madrid no es de Madrid, entonces hay muchos que están en la misma situación que tú, tanto amigos actores como de otras profesiones: tengo un amigo dentista, otro que trabaja en el Registro…

¿Qué zona de Madrid le recuerda Esperanza Sur, el barrio ficticio de Aída?

Aída estaba tan bien ambientada que a nada que te vayas un poco a cualquier barrio de Madrid, ahí lo tienes. Puedes encontrar un bar como el Bar Reynolds en cualquier zona. He vivido en muchos barrios antes de instalarme en Rivas y he experimentado eso de entrar en el típico bar de abajo donde te pueden dejar un paquete, te pides una caña y charlas con la vecina.

Ya no vive en el centro. ¿Ha influido el precio de la vivienda?

Sí, porque al final lo que buscas es calidad de vida, que por el mismo precio puedas vivir algo mejor. Antes era más asequible, entre un pisito o un estudio pues ibas tirando, pero ahora es imposible. Mi chico y yo encontramos un chalecín en Rivas y nos costaba lo mismo que el piso que teníamos alquilado en Ventas. Fue un shock enorme. ¿Cómo pueden costar lo mismo un pisito de Madrid y un chalet en Rivas tres veces más grande? Decidimos probar. Rivas Vaciamadrid me parece un sitio ideal para tener hijos y perros, y para no tenerlos también, la verdad. Está a 15 kilómetros del centro de Madrid, pero en coche se llega rápido. Le falla un poquito el transporte público, eso sí.

¿Dónde lleva a los amigos que vienen a visitarle?

Al Museo del Prado. Es imprescindible. Fue el primer lugar al que fui al llegar a la ciudad. Para mí los museos son algo casi religioso. Ponerte delante de un cuadro, sola ahí a contemplar... Mi hija ya lo ha visitado y todavía no ha cumplido un año.

También la lleva al teatro...

Vamos porque es por la mañana y no me coincide con las funciones. Ya conocía el teatro infantil por mis sobrinos, pero no me había adentrado tanto como ahora. Pensaba que el teatro de 1 a 7 años sería todo igual, pero no e incluso hay teatro hasta para bebés. Los artistas demuestran un dominio de todos los estímulos para ellos increíble: la música, el movimiento… No sé si a la niña le gustó, pero yo me quedé flipando, estaba encantada y qué buenos actores, porque hacer reír a un adulto cuesta, pero hacer reír a un niño y llamar su atención me parece de diez.

Su escenario favorito es...

Le tengo mucho cariño al Lara. Es una bombonera, muy chiquitito. Me enamoré. Me pasó algo parecido con el María Guerrero, de los primeros a los que vine como espectadora cuando llegué a Madrid. Al entrar sentí algo muy fuerte. Entonces me pregunté si algún día estaría al otro lado. Y cuando lo conseguí, flipé: “¡Mamá, me han llamado para el María Guerrero! ¡Mamá, me han llamado para el Lara!

Al tópico de que todo actor tiene que ser camarero, se puede añadir en España que todo actor debe pasar por Pasapalabra. ¿Qué piensa del fin del programa?

Yo fui muy poquito tiempo camarera, solo un verano en Cádiz. Me lo pasé pipa. Pasapalabra es genial y me lo he pasado pipa cada vez que he ido también. Me he quedado en shock. Me da mucha pena porque aprendías mucho y la gente se enganchaba.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción