Ingresados los seis cachorros de ‘Alma’, la perra torturada por un cazador

Los animales, bajo la tutela de una mujer designada por la Xunta, llegaron enfermos al hospital veterinario Rof Codina y se encuentran en aislamiento

Santiago de Compostela -
La perra 'Alma' tras ser tiroteada, atada por el cuello y arrastrada por H.C.V.G en Chantada (Lugo).
La perra 'Alma' tras ser tiroteada, atada por el cuello y arrastrada por H.C.V.G en Chantada (Lugo).

Los seis cachorros que había parido la perra presuntamente torturada en Chantada (Lugo) por el vecino Héctor C.V.G. (un supuesto cazador que portaba una escopeta con la que tiroteó al animal y fue grabado en vídeo arrastrándola) han ingresado de urgencia en el Hospital Veterinario Universitario Rof Codina. Las crías se hallaban bajo la tutela de la Xunta después de que, según explicaron los perjudicados, le fuese negada la acogida a la asociación veterinaria solidaria Mundo Vivo, de Asturias. A continuación, fueron confiadas por la Administración gallega a una mujer que ejerció de cuidadora durante aproximadamente una semana. Pero ayer miércoles el débil estado de los cachorros de menos de un mes obligó a su ingreso clínico y su aislamiento. Desde entonces, en el hospital que dirige Antonio González Cantalapiedra, profesor de Medicina Clínica y Cirugía en la Facultade de Veterinaria de Lugo, se les practican pruebas y se trata de frenar la fuerte diarrea que padecen. Los perros deberán permanecer varios días en observación y con cuidados en el centro médico.

Mundo Vivo había advertido del delicado estado de esos seis cachorros huérfanos desde el primer día, después de trascender, a través de un vídeo grabado por una pareja, la tortura sufrida por la perra mestiza bautizada por grupos animalistas con el nombre de Alma. La madre llegó al Rof Codina con los dos húmeros atravesados y destrozados por un disparo y con las mamas todavías llenas de leche. Después de ser tiroteada fue presuntamente golpeada, y según se ve en la grabación, atada por el cuello y arrastrada con la cuerda por la tierra unos 200 metros.

Como consecuencia de las heridas, Alma permaneció hospitalizada en estado cada vez más grave entre el 30 de noviembre y el 3 de diciembre en que murió. Los veterinarios asturianos, personados desde la semana pasada en la causa penal abierta contra el supuesto maltratador en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Chantada, insistieron en que ellos tenían instalaciones más adecuadas, con zonas aisladas y lámparas de calor necesarias para unos cachorros de edad tan temprana y sin madre.

El caso de la tortura y muerte de Alma, que según recuerdan los grupos animalistas no es aislado ni en Galicia ni en España y queda muchas veces impune, se convirtió en viral (y dio lugar a varias concentraciones de repulsa) la semana pasada gracias al vídeo. Una pareja que pasaba por la zona donde se produjo el delito escuchó el disparo y acudió, con el móvil en la mano, para recriminar al hombre de la escopeta de caza y recoger una prueba gráfica que después fue entregada a la Guardia Civil. En el vídeo se ve cómo Héctor C.V.G. arrastra sin piedad a la hembra de color rubio unos 200 metros en la aldea de Soilán (parroquia de Pereira, Chantada), a pesar de que quien graba le ruega que deje de maltratar a la perra.

En este suceso tan mediático, la Jefatura Territorial de la Consellería de Medio Ambiente en Lugo actuó con celeridad y en las diligencias judiciales ya consta el inicio del expediente sancionador contra el chantadino, por una infracción "muy grave" de la Lei de Protección e Benestar dos Animais de Compañía. En el trámite administrativo, suspendido provisionalmente al incoarse las diligencias previas en el juzgado, la jefa territorial, Margarita López Blanco, acuerda que procede imponer la multa más alta que recoge la ley gallega, 30.000 euros, al maltratador.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS