Trenes detenidos, vuelos cancelados, inundaciones y 60.000 hogares sin luz

Las lluvias acumuladas por el paso de 'Elsa' y 'Fabien' resucitan la Lagoa de Antela. El viento alcanza en Viveiro los 183 kilómetros por hora

Antiguos terrenos desecados de la Lagoa de Antela anegados por las borrascas.
Antiguos terrenos desecados de la Lagoa de Antela anegados por las borrascas. XOSÉ SANTOS
Santiago de Compostela -

Las incidencias causadas por el temporal Fabien que está afectando a la comunidad con fuertes vientos han dejado sin luz entre el sábado y la madrugada del domingo a 60.000 hogares gallegos y mantiene a los operarios trabajando para restablecer el suministro. El Centro Integrado de Atención a Emergencias 112 Galicia registró al menos 1.400 incidencias relacionadas con el paso de la borrasca en la que predominan los fuertes vientos, que han alcanzado su máximo en los 183 kilómetros por hora en Viveiro (Lugo).

Por provincias, según la información del 112, A Coruña ha sido la más afectada, seguida de Pontevedra, Lugo y Ourense, donde se han desbordado los principales ríos y el agua acumulada por el paso de las borrascas Elsa y Fabien ha hecho resucitar una parte de la Lagoa de Antela, desecada en los años 50. Según la centralita de emergencias, la caída de árboles y ramas en vías de circulación (unas 300 incidencias), las acciones de prevención de riesgo, derrumbes, cables de la luz y teléfono en las carreteras y postes caídos en las calzadas fueron las incidencias que más se repitieron.

El temporal Fabien ha dejado rachas de viento que superan los 140 kilómetros por hora en varias localidades gallegas y ha mostrado su mayor virulencia en la localidad lucense de Viveiro, donde las rachas han alcanzado los 183,6 kilómetros por hora. Así lo ponen de manifiesto los datos recogidos por los sensores de Meteogalicia, que dan testimonio de vientos que han sobrepasado los 176 kilómetros por hora en Cabeza de Manzaneda (Ourense) o los 166 kilómetros por hora en Punta Candieira, en Cedeira (A Coruña).

Una persona necesitó asistencia médica después de que le cayese encima del coche en el que circulaba un árbol en Cortegada. En Cambre, cayeron varias partes del tejado de un edificio de cuatro alturas en la Praza da Ría, golpeando y rompiendo la canalización del gas. En Carballo, en el Colegio Fogar, en la calle Vila de Noia, se levantó el tejado del centro y, en Ortigueira, perdió sus cubiertas la piscina municipal, mientras que en Cerdido una mujer resultó herida al chocar el vehículo en el que circulaba contra un árbol caído en la vía. En el término municipal ourensano de O Bolo cayó el pilar de un puente, que se hundió, en el lugar de A Barxa, donde pasa el río Xares, en la carretera que une A Barxa con Seixo (Petín).

Un total de 15 vuelos que partían o se dirigían a los tres aeropuertos gallegos de A Coruña, Vigo y Santiago se han visto afectados por las condiciones meteorológicas adversas de la tarde de este sábado. La alerta roja se ha hecho notar en el transporte aéreo y ha impedido a vuelos nacionales e internaciones llegar a su destino o partir hacia él. Nueve de ellos se dirigían a uno de los tres aeródromos de Galicia y han tenido que ser desviados a, fundamentalmente, Porto (Portugal), pero también a Oviedo o Madrid. Estos procedían de Palma de Mallorca, Barcelona, Alicante, Sevilla, Ginebra y Zurich. Han intentado aterrizar pero les ha resultado imposible y se han visto obligados a desplazarse a otros aeropuertos.

Los trayectos cancelados deberían haber salido de A Coruña, Santiago de Compostela y Vigo a lo largo de esta tarde. Sin embargo, como muchos vuelos fueron desviados, los aviones no se encontraban en estos puntos para hacer el trayecto de vuelta. Los que no han sido cancelados o desviados, han sufrido retrasos de muchos minutos e incluso horas.

Las líneas ferroviarias han visto crecer los problemas en sus infraestructuras a medida que ha avanzado la jornada, pero hasta las 19 horas todas permanecían abiertas, han confirmado a Europa Press fuentes de Renfe. No obstante, la circulación está siendo "complicada y con retrasos" por las "numerosas incidencias" que están registrando. La mayoría tienen que ver con árboles caídos, objetos, piedras o acumulación de agua en las vías. A lo largo de la tarde, la circulación se ha interrumpido entre dos lugares de la provincia de León (Porqueros y Vega-Magaz) que han afectado a los trenes que circulaban entre León y Monforte. Además, el tren que salía a las 17 horas de Ferrol y se dirigía a Madrid ha estado detenido en Taboadela por una incidencia técnica hasta que una locomotora de socorro se ha desplazado desde Ourense para solventarlo.

Por su parte, la locomotora que partió a las 17,45 horas de Vigo hacia Ponferrada tuvo que circular con 47 minutos de retraso debido a las condiciones meteorológicas adversas. Al mismo tiempo, se ha cortado la línea que conecta A Coruña con Monforte de Lemos a su paso por Lugo después de que dos árboles se derrumbasen sobre la vía sin dejar ningún herido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS