La Guardia Civil acredita la ‘contabilidad paralela’ de CDC

En 2013 el partido se apuntó 894.270 euros de la fundación Catdem y 238.571 euros de Fòrum Barcelona, según el informe

Registro de la Guardia Civil en la sede de Convergència.
Registro de la Guardia Civil en la sede de Convergència.Massimiliano Minocri

Un informe de la Guardia Civil presentado en la investigación de la Audiencia Nacional sobre las presuntas comisiones ilegales pagadas por constructoras a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) a cambio de concesiones de obra pública acredita la “contabilidad paralela” que el partido tenía mediante las fundaciones Catdem, Fòrum Barcelona y Nous Catalans. El informe señala que el partido instrumentalizaba estas fundaciones, y que gestionaba las transferencias con un sistema que permitía ocultar “posibles operaciones fraudulentas”.

El informe amplía las investigaciones ya presentadas a la instrucción del caso, y según las cuales CDC se beneficiaba de las donaciones a fundaciones. De 499 páginas, el informe remitido al juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional detalla, entre otras prácticas, la contabilidad de CDC y las fundaciones, que actúan con una “caja única”. “La formación política y las fundaciones utilizan para la gestión de sus recursos económicos y materiales un sistema de gestión económica centralizada, asimilando su funcionamiento conjunto al de un grupo empresarial con un fin común, a pesar de ser independientes”, señala el informe.

Entre los documentos aportados está el material intervenido durante el registro a la sede de CDC. En una serie de hojas de cálculo se aprecian dos pestañas, una llamada “real” y la otra denominada “contable”. Según la Guardia Civil, este hallazgo “evidencia la existencia de esta doble contabilidad”. Con este sistema, determinadas partidas se imputan a las fundaciones aunque “el disfrute y soporte real” de las mismas corresponde al partido.

En estos documentos constan unos gastos de personal “reales” y una serie de ingresos (subvenciones, aportaciones no finalistas y aportaciones de CDC) “inferiores a los imputados contablemente”, en una “doble vertiente del control financiero de la organización”. Según la Guardia Civil, esta “facilita el control interno, si bien oculta del control externo las posibles operaciones fraudulentas”.

Mediante este sistema, según el informe de la Guardia Civil, el partido aumentó sus ingresos a cuenta de las fundaciones. Solo en 2013 se apuntó en su contabilidad 894.270 euros de Catdem y 238.571 euros de Fòrum. “En quien elabora estos documentos subyace el convencimiento de que las cantidades no les pertenecen, sino que quien es el verdadero propietario de las mismas no es otro que el partido político”, concluye la Guardia Civil.

La Guardia Civil no propone diligencias, pero expone que la supervisión de estos pagos recaía en Anna Benítez, entonces jefa de Administración de CDC, que controlaba los pagos junto a Carles del Pozo, que trabajaba en el partido aunque le pagaba Catdem, y el tesorero Andreu Viloca.

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS