Núria Espert, una de los nuestros

El 'lobby' progresista reconoce la trayectoria y el compromiso social de la actriz catalana

Núria Espert y Joan Estrada, presidente de Un dels nostres.
Núria Espert y Joan Estrada, presidente de Un dels nostres.

Núria Espert recibió la noche de este lunes el Premio Christa Leem que anualmente concede el lobby progresista Un dels Nostres en reconocimiento al compromiso social y profesional de la actriz catalana. El marco volvió a ser una cena en la que se reunieron de nuevo amigos de un grupo muy transversal que integra desde el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo al exjugador de Barça de baloncesto Manolo Flores, el activista cultural Pere Camps, el catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Barcelona Joan Botella o el fisioterapeuta Toni Bové y el batería de Los Salvajes Delfí Fernández.

Joan Estrada, presidente de Un dels Nostres, destacó que el reconocimiento a Núria Espert responde a que "ante todo es una buena persona y de izquierdas, como ha demostrado con su compromiso social durante años, desde el No a la Guerra, y que ha llevado por los escenarios de todo el mundo". Espert recita hasta el domingo en el Teatro Romea de Barcelona El Romancero Gitano, bajo la dirección de Lluís Pascual.

"Los poemas los conozco desde siempre. Los recité de pequeña, de adulta y de actriz", confesó una emocionada Espert, quien recordó que el Romea fue la sala en la que debutó como actriz y que a García Lorca "se lo debo todo", pues lo ha representado en una infinidad de ocasiones, especialmente La casa de Bernarda Alba.

Espert se estableció en Madrid hace mucho tiempo, en una casa que compró con su marido en la plaza de Oriente de la capital de España. Era, junto a otra vecina, la única que jamás colocó la bandera franquista cuando se rendía homenaje al dictador, según recordó Rosana Torres, una referente del periodismo cultural en España y que ya advirtió que explicaría "cosas de Núria que no salen en Google".

"Ella no quería ser actriz de adolescente, sino bailarina, pero era la peor de la clase", evocó Torres antes de recordar que aquella profesora de baile que tuvo se cruzó muchos años después en su vida por casualidad y le acabó prestando dinero para que se matriculase en la universidad. "También es una mujer que no sabe dónde está la cocina en su casa ni sabe freír un huevo", añadió Rosana Torres con su locuacidad habitual, y recordó que en una ocasión se lo echaron en cara a su hija Alicia, presente en la cena. “¿Y tu madre sabe hacer Medea?”, replicó la pequeña para resaltar la capacidad interpretativa del personaje griego que tenía Espert.

"Se ha pronunciado tantas veces contra el independentismo, que, como es tan educada, no se le nota. Las demás lo hacemos y nos llaman hijas de puta", prosiguió Rosana Torres, quien resaltó que a Núria Espert "se la puede definir como una persona profundamente decente".

El Premio Christa Leem fue creado en 2003 para recordar a la musa de la transición que saltó a la fama por un desnudo que protagonizó en TV-3 y que actuó en 1978 en la Cúpula Venus de lo que fue el Teatre Principal de Barcelona. Personas de diversos ámbitos unidos por su compromiso social o político han recibido esta distinción: desde el exjuez Baltasar Garzón, el hispanista Ian Gibson, la cantante Patti Smith, el poeta Marcos Ana, el cantautor Joan Manuel Serrat, la presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo Pilar Manjón, el cantaor Miguel Poveda o el escritor Javier Pérez Andújar.

El actor, director de cine y de teatro Mario Gas, también presente en la presidencia de la cena, no escondió tampoco su opinión sobre Núria Espert. "La admiro y la quiero, siempre he sido un fan", dijo, sobre quien definió como "una de las actrices más grandes de la historia de este país", antes de leer una carta de la escritora Rosa Regàs que emocionó a Espert.

"Es para nosotros un privilegio que le podamos dar este premio a Núria, que ha recibido el galardón más importante de teatro que se concede en Europa y que la semana que viene será doctora honoris causa de la Universidad Carlos III", insistió Joan Estrada. “Contigo el teatro se hizo mujer”, zanjó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS