Más de 100 millones para luchar contra los atascos

Gobierno, Comunidad y Ayuntamiento reforman algunas de las principales carreteras

Acceso desde la M-40 al Wanda Metropolitano.
Acceso desde la M-40 al Wanda Metropolitano. Álvaro García

El combate contra los atascos que colapsan cada jornada laboral los accesos y salidas de la ciudad de Madrid ha logrado un raro caso de colaboración entre tres administraciones que viven en un continuo enfrentamiento.

La unión del Gobierno de España —formado por PSOE y Unidas Podemos— con el de la Comunidad —de PP y Cs— y el Ayuntamiento de la capital —también de PP y Cs— cofinanciará los 13 millones de euros que costará habilitar un bus-VAO en la A-2. No es una excepción. Desde junio de 2018, cuando la moción de censura encabezada por Pedro Sánchez (PSOE) acabó el Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP), entre las tres Administraciones han invertido más de 100 millones en mejorar las carreteras de Madrid.

Además de a la A-2, los proyectos afectan principalmente a la A-6, a la M-40 en su conexión con Coslada y el estadio Wanda Metropolitano, o a la M-607.

Según los expertos, ese gasto será compensado con creces por sus efectos en la dinamización de la economía regional, que se acaba de convertir en la que más aporta al PIB nacional, por delante de Cataluña.

Por ejemplo, el bus-VAO de la A-2 evitará a los conductores casi 1 millón de horas que actualmente se pierden cada año en atascos, según cálculos del Gobierno regional, lo que se traduciría en un ahorro económico de más de 20 millones al año.

La intensidad media de tráfico en las carreteras madrileñas en 2018 fue de 8.596 vehículos diarios. Las reformas se centran en las más usadas. Así, la Comunidad va a invertir 38,1 millones en construir un tercer carril en la carretera M-607 entre los municipios de Tres Cantos y Colmenar Viejo, por la que circulan una media de más de 61.000.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Mi modelo para la Comunidad de Madrid es el de una movilidad sostenible, segura, accesible y que vertebra", asegura Ángel Garrido, el Consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno regional. "Conseguir que nadie esté lejos en Madrid, viva donde viva", añade. "Porque en el siglo XXI la distancia se mide no tanto por kilómetros como en tiempo", añade el representante de Ciudadanos, que ha impulsado la primera ampliación del Metro desde 2015, y que también está apostando por los párkings disuasorios para favorecer el uso del transporte público.

El problema de la A-1

Quedan sin resolver, entre otros, los problemas de la A-5 a su llegada a la capital, o el atasco perenne que sufre la A-1 en su enlace con la M-30 y la M-40.

Hace más de un año, en noviembre de 2018, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibió en La Moncloa a Garrido, por entonces presidente de la Comunidad con el PP. "Se ha desbloqueado una parte de la variante de la A-1", fue entonces la conclusión. "Si no hay demora, a lo largo de la próxima legislatura podríamos ver completada esa obra tan importante para esta zona de Madrid", se abundó sobre un proyecto muy complejo, que incluye múltiples expropiaciones y debe contar con la complicidad de los alcaldes de Alcobendas o San Sebastián.

Desde entonces, Madrid ha tenido otros dos presidentes —Pedro Rollán e Isabel Díaz Ayuso— pero las obras para solucionar los atascos del enlace de la A-1 con la capital no han comenzado y tampoco han llegado las inversiones en la red de trenes de cercanías que se vislumbraron entonces.

“Está en redacción el anteproyecto de adecuación, reforma y conservación del corredor norte, tramo del punto kilométrico 12 al 47, entre cuyos objetivos está el mejorar la capacidad actual de la A-1 y sus vías de servicio”, detallan desde el ministerio de Fomento.

Obras para mejorar la movilidad

  • Desde junio de 2018, el Gobierno central ha licitado ocho contratos de carreteras en Madrid por un importe total de 109,2 millones de euros.
  • Las obras intentan solucionar los atascos que se producen en los dos sentidos de la A-6 (29,15 millones); en el de los accesos al estadio Wanda Metropolitano en la unión de la M-40-M-14-M-21 (9 millones de euros); y en la entrada en la capital a través de la A-2, donde el tráfico se colapsa en hora punta en las incorporaciones para los dos sentidos de la M-30 (13 millones).
  • Desde finales de julio se encuentra en obras la reparación de la estructura del ramal desde la M-607 a la M-40 sentido este en el nudo de Colmenar (22 millones de euros). Se construirá un tercer carril entre Tres Cantos y Colmenar Viejo.
  • En la A-1, donde se producen algunos de los peores atascos de entrada y salida de la capital, no se ha comenzado obra alguna para resolver el problema. Sí que se ultima el contrato de obras del proyecto de adecuación del túnel de Somosierra (2,3 millones) y se ha iniciado el de del enlace entre la A-1 y la N-320 (830.000).
  • Además, se han licitado tres contratos de ejecución de operaciones de conservación y explotación de carreteras en Madrid por 66 millones.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. M.

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS