Sindicatos y empresarios catalanes ven a Sánchez “con ganas de diálogo”

El presidente del Gobierno se reúne en Barcelona con representantes del ámbito económico y social de Cataluña

El presidente Pedro Sánchez se reúne con los líderes sindicales de Cataluña.
El presidente Pedro Sánchez se reúne con los líderes sindicales de Cataluña.Albert Garcia

Después de la reunión por la mañana entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, Sánchez se ha reunido a lo largo de la tarde de este jueves con representantes del ámbito económico y social de Cataluña. En los encuentros, que se han realizado en la Delegación del Gobierno en Barcelona, empresarios —representados por la asociación Barcelona Global y Pimec— y sindicatos —CC. OO. y UGT— han expresado a Sánchez la necesidad de avanzar en el diálogo para solucionar el conflicto catalán. Le han planteado reclamaciones en el ámbito del trabajo y la competitividad. Los representantes sindicales han explicado que han visto al presidente "con ganas de diálogo" y que le han recomendado que las negociaciones se lleven a cabo "con generosidad y discreción".

Más información
Sánchez y Torra presidirán la primera reunión de la mesa de diálogo
El Gobierno ofrece más inversiones y traspasar competencias pendientes a la Generalitat

Los que más han ahondado en el conflicto catalán han sido los líderes de CC. OO. y UGT en Cataluña, Javier Pacheco y Camil Ros. Tras la reunión conjunta con Sánchez, ambos sindicalistas han explicado sus impresiones sobre cómo enfrenta Sánchez la etapa de diálogo que ha iniciado esta mañana con la reunión con Torra. "Hemos visto que el presidente tiene una apuesta clara por el diálogo en Cataluña, y valoramos positivamente la reunión, porque aunque el conflicto lo tienen que solucionar los gobiernos, es bueno que escuchen la opinión de los representantes sindicales", ha dicho Ros, que ha recordado que ambos sindicatos son "de las organizaciones que más tiempo llevan defendiendo el diálogo".

El sindicalista le ha recomendado a Sánchez que inicie la etapa de diálogo "con generosidad y con discreción". También ha destacado que uno de los apoyos que necesita el diálogo es que "es imprescindible que la gente que está en la cárcel no esté allí", aunque los sindicalistas no han detallado con Sánchez qué medidas se pueden emprender para ello. "Los conflictos que se solucionan bien son los que se maceran con discreción", ha insistido Ros.

Ambos líderes sindicales han tratado también con Sánchez asuntos de materia laboral y social. Le han expresado la necesidad de que la derogación de la reforma laboral "sea más total que parcial", y han explicado que Sánchez ha confirmado que el Gobierno usará la vía del decreto urgente para esta medida. "Hemos hablado mucho sobre el sistema de pensiones, las necesidades de la empresa Nissan [cuya viabilidad está en duda por la pérdida progresiva de producción] y sobre el accidente en la química de Tarragona", ha ampliado Pacheco.

Cooperación entre ciudades

Antes que los representantes sindicales, el primer representante en acudir a la cita ha sido Pau Guardans, presidente de Barcelona Global, una asociación privada que representa a empresarios de la ciudad. En una atención a los medios de comunicación tras el encuentro, Guardans no ha entrado en detalles sobre los aspectos más políticos: "Suficiente teníamos con explicarle nuestras propuestas e ir a lo concreto", ha dicho. Entre estas propuestas, le ha planteado la necesidad de desarrollar las capacidades de las ciudades y de aumentar la cooperación entre Madrid y Barcelona.

La asociación ha invitado a Sánchez a crear una comisión delegada del Gobierno para las grandes ciudades, en la que se tratarían los grandes retos urbanos en el ámbito de la movilidad, el urbanismo o la cultura. Guardans también ha reivindicado un entorno fiscal menos agresivo para impulsar a los emprendedores, un refuerzo en la captación de inversiones, y mejorar la gobernanza en el área metropolitana de Barcelona.

El presidente de la patronal de las pequeñas y medianas empresas Pimec, Josep González, también se ha reunido con Sánchez, a quien ha visto "convencido de que la mesa de diálogo para el conflicto catalán, aunque haya dificultades y tarde tiempo, es el único camino". Como representante de los empresarios, González ha pedido a Sánchez un impulso a las políticas industriales, mejoras en la formación profesional y la necesidad de que, en el futuro, haya una fiscalidad específica para las pymes: "En España el sistema fiscal favorece a las grandes empresas", ha dicho.

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS