Colau congela cuatro meses los solares del 22@ que están por desarrollar para aprobar el nuevo plan

La suspensión de licencias afecta al 21% del barrio, donde el gobierno quiere aumentar la vivienda

Terrenos edificables alrededor del eje verde de la calle Cristóbal de Moura.
Terrenos edificables alrededor del eje verde de la calle Cristóbal de Moura. Joan Sánchez

Hace ya casi un año y medio que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presentó el pacto con vecinos, empresas y universidades, para triplicar la presencia de vivienda en los solares que falta desarrollar en el 22@, el distrito tecnológico de la ciudad. Este martes, el ejecutivo municipal, con el apoyo de ERC, aprobó suspender las licencias en el 21% de los solares que no tienen todavía planeamiento. Una suspensión prevista solo para un plazo de cuatro meses, tiempo que el consistorio se da para aprobar inicialmente el nuevo planeamiento que busca incrementar el uso residencial del 10% del techo que se construye que se contempló hace 20 años, al 30%.

La suspensión se tramitó por la vía de urgencia, y al ser un trámite previo a una modificación del Plan General Metropolitano (MPGM), requirió el apoyo de ERC para ser votado en la comisión de Urbanismo. La teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, y el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni. Ambos insistieron en que la moratoria afecta "solo al 21% de los solares que no tienen ni licencias ni planeamiento en trámite". "Solo afectamos a lo que falta para incorporar cuestiones como la vivienda protegida", remachó Sanz, que señaló que hay 46 licencias y cuatro planeamientos en trámite cuyo proceso continúa.

"Lo último que queremos es sembrar incertidumbre sobre el proyecto final y dar confianza a los operadores", añadió Collboni, que defendió el 22@ como "un pulmón económico de primer nivel y el lugar de la ciudad donde más empleo se está creando". En las últimas dos décadas, de las licencias otorgadas en el ámbito 353.000 han sido para actividades económicas y 20.100 para vivienda. Respecto al uso residencial, la mitad del ámbito está construido y suma 1.800 pisos; el 35% está en ejecución (un millar de pisos) y falta el 15% (casi 600 más).

La Asociación de Empresas e Instituciones 22@ Network rechazó hace unos meses la idea de una moratoria, para no crear incertidumbre en futuros inversores. Este martes la entidad admitió que la suspensión planteada es acotada en el espacio y el tiempo, y exigió que las modificaciones se tramiten "con la máxima celeridad". "Un retraso injustificado en el otorgamiento de licencias pondría en riesgo la captación de talento y la inversión en la ciudad", advirtió la entidad en una nota.

El consistorio se da ahora cuatro meses para concretar cómo modificará el planeamiento de una zona con mayoría de suelo industrial, que durante 20 años se ha transformado para vincularlo a actividad económica vinculada a las tecnologías. Pese a la existencia del pacto de 2018 que apunta a triplicar el porcentaje de vivienda, Sanz apuntó que las cifras no están cerradas. Ni cuánta vivienda habrá, ni cuánto de protegida, ni cómo se compensará a los propietarios del suelo (privado en su mayoría). En este capítulo, todo el mundo da por sentado que se les compensará permitiéndoles construir más oficinas. El futuro plan también prevé desafectar conjuntos de casitas que ahora están en situación irregular.

En cualquier caso, la modificación del planeamiento del 22@ necesitará de nuevo apoyo político. Ayer, Junts per Catalunya, Ciutadans, Barcelona pel canvi y PP criticaron la urgencia con la que se llevó a votación la suspensión de las licencias. Y como es habitual, denunciaron que el gobierno no les avisó hasta una hora antes de la votación.

Barcelona recuperará la Capilla de la Misericordia en tres meses

Barcelona recuperará la titularidad de la Capilla de la Misericordia antes de tres meses. Así lo fija el convenio aprobado entre el gobierno de la alcaldesa Ada Colau y el Macba. El convenio materializa el acuerdo sobre la ampliación del Macba en un edificio de nueva construcción en la plaza dels Àngels (para lo que este martes se aprobó la modificación urbanística); y la devolución de la capilla cedida al museo a la ciudad.

El calendario del convenio prevé que, tras recuperar la capilla, antes del verano el consistorio pueda recalificar su uso a sanitario-asistencial, y sea cedido a la Generalitat antes de final de año para que pueda construir el CAP del Raval.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS