Clases de maquillaje

El maquillador Iván Gómez protagoniza Beauty Masters Show en Madrid junto a otros referentes del sector

Conoce las casas de algunas actrices igual de bien que las suites de los mejores hoteles. Antes de sus apariciones públicas, el maquillador Iván Gómez acude allá donde le citan con su maletón lleno de productos de belleza. “Que me llamen el maquillador de las estrellas me parece un halago, pero no me identifico con esa etiqueta”, comparte. Él es el impulsor de Beauty Masters Show, que se celebrará en Madrid y protagonizará junto a otros referentes del sector. “Queremos ensalzar nuestro trabajo, darnos el espacio que nos merecemos, como ocurre en otros países. El maquillaje es un mundo de expresión sin límites. En Estados Unidos hay hasta realities de maquillaje. Aquí, fuera del sector, apenas se nos ve”.

Mundo inaccesible. “Cuando yo era un crío me rompía la cabeza buscando cómo llegar a este mundo. Necesitaba saber quienes eran esas personas, que habían estudiado y cómo lo habían conseguido”, explica Iván Gómez. En aquella época sin Internet era más difícil encontrar el camino. “Todo era una incógnita, todo era un mundo muy inaccesible para alguien como yo”. Él quería ser el encargado de transformar a las protagonistas de las revistas que devoraba en su Murcia natal. “Iba con mi madre a la peluquería y miraba las fotos de ¡Hola! una y otra vez. Me imaginaba maquillando y peinando a esas mujeres”. Dada su insistencia, a los 17 años sus padres le apuntaron a una academia. “Como era muy cara, a los seis meses me dijo que ya sabía lo suficiente como para ir a una peluquería y seguir aprendiendo allí”. Fue a la que mejor conocía, a la de Paco, la misma a la que siempre iba para leer revistas. Estuvo dos años. “Tenía a todas las clientas del barrio con pelos azules, verdes, multicolor… Cuando voy siempre me lo recuerdan”.

De tienda en tienda. A los 19 años se fue a Londres para hacer un máster. Luego se trasladó a Barcelona. “Pensé ¿dónde puedo meterme a trabajar para aprender a maquillar a mucha gente? Y empecé a trabajar en un Sephora. Por allí pasaban todo tipo de mujeres, de todas las nacionalidades, con todo tipo de pieles. Me hicieron make up artist y me llevaban por todas las tiendas de la cadena”. Una comercial de Chanel lo descubrió y le fichó como maquillador de punto de venta para la marca francesa. “Estuve cuatro años de perfumería en perfumería, por toda España”. Le iba muy bien, pero seguía anhelando hacer otras cosas. “Me costó muchísimo soltar mi nómina. Estaba en una compañía que cuida mucho a los empleados, por eso hay quien está 40 años en la empresa, pero quería perseguir mi sueño”.

Volver a empezar. A los 26 años decidió volver a empezar. “Iba a las agencias y me pedían books, pero no tenía nada. Nadie me daba la oportunidad sin tener material. Yo me ofrecía como segundo asistente, pero ni eso. Un día me llamaron para una sesión de fotos y cuando fui me dejé la piel. El fotógrafo mandó un mensaje a la agencia diciendo “No sé quién es este chico, pero yo de vosotros no lo dejaría nunca”. Y así empezó su nueva vida. Fue poco a poco. “Me tuve que tropezar 18 millones de veces para encontrar el camino. Me ha costado mucho llegar a donde estoy, al lugar que me había propuesto”. Vive en Madrid desde hace cinco años. En su agenda no caben más compromisos. “En marzo tengo dos días libres. Trabajaré 29 días. Soy consciente de que estar en mi situación actual exige un nivel de compromiso tan alto que algún día no podré con ese ritmo”.

Trabajo global. El éxito internacional de actrices españolas ha contribuido a darle visibilidad a Iván Gómez en todo el mundo. Es el caso de su trabajo con Úrsula Corberó, disparada por La Casa de Papel. “Siempre me ha dado absoluta libertad. Ella ha ayudado a posicionar mi trabajo de una manera brutal”. Si hace una campaña en Tokio o en Los Ángeles, allí va el maquillador. “Ahora trabaja con los mejores fotógrafos y le ofrecen a los mejores maquilladores, auténticos referentes mundiales, pero ella me elige a mí. Es muy emocionante y hace que todo merezca la pena”. En las próximas semanas para promocionar la nueva temporada de la serie viajará con ella a París, Londres, Lisboa y Varsovia, entre otras ciudades. Otro tándem lo forma con María Pedraza, con seguidores en todo el mundo por Élite. “Es una musa para mí desde que la conocí en Málaga, cuando presentaba su primera película, Amar”. La actriz participará en Beauty Masters Show, siendo protagonista de una sesión de maquillaje sobre el escenario. “Mostraremos cómo es nuestro proceso de trabajo. Con ella siempre me dejo llevar”.

Más créditos. En YouTube hay numerosos vídeos reinterpretando looks creados por Iván Gómez. “Es algo muy emocionante. No hay nada que más me llene que alguien haya visto inspiración en mi trabajo”. Maquillador oficial de Chanel desde hace tres años, en Instagram tiene más de 80.000 seguidores. Ahora lidera una campaña para darle mayor visibilidad a los artífices del maquillaje y peluquería en los créditos de los reportajes en las revistas de moda. “Se pone de manera muy destacada al fotógrafo y a quien hace el estilismo, pero a quien hace el maquillaje se le esconde, hay una enorme diferencia. ¿Por qué se nos tiene que menospreciar cuando realmente todos formamos parte de un mismo equipo creativo?”. Cuando en Instagram las publicaciones no acreditan el maquillaje, él lo hace en los comentarios. “Ahora tengo una posición que me permite denunciarlo y me siento en la obligación de hacerlo”.

Competencia feroz. “En esta industria si estás arriba parece que todo son luces y gloria, pero hay una competencia feroz y desleal”. A sus 34 años, Iván Gómez quiere compartir todo lo que ha aprendido en Beauty Masters Show, que se celebrará el 1 de marzo en la Fundación Giner de los Ríos. “Ahora con YouTube e Instagram cualquiera puede aprender maquillaje porque hay muchísimo contenido no solo de profesionales, también de amateurs que tienen una destreza brutal, pero nosotros iremos más allá. Estaremos ocho horas compartiendo secretos y haremos del maquillaje el centro de un espectáculo”. Sesiones de fotos en directo, coloquios y demostraciones. “Quiero facilitar el camino a quienes vienen detrás. Si yo lo he conseguido, otros pueden”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS