Un ultraje a la bandera de Chile se interpone en la campaña por el apruebo a la nueva Constitución

La simulación de un aborto durante un mitin suma el rechazo transversal de todas las fuerzas que participan del referéndum

Captura de vídeo de la presentación del grupo Las indetectables en la campaña por el apruebo en Valparaíso (Chile), el 27 de agosto de 2022.
Captura de vídeo de la presentación del grupo Las indetectables en la campaña por el apruebo en Valparaíso (Chile), el 27 de agosto de 2022.

La campaña por el apruebo en el referéndum constitucional del 4 de septiembre recibió este fin de semana un duro golpe. Un mitin organizado en la ciudad de Valparaíso, a 100 kilómetros al oeste de Santiago, terminó con una ‘performance’ de alto contenido sexual que descolocó a los organizadores y dio alas a los promotores del rechazo. La Fiscalía anunció el domingo la apertura de una investigación de hecho por “ultraje público a las buenas costumbres”. Mientras que el alcalde la ciudad, Jorge Sharp, un aliado del presidente, Gabiel Boric, dijo que no estaba al tanto del contenido del espectáculo. Desde La Moneda, la vocera del Ejecutivo, Camila Vallejo, advirtió que denunciarán a los protagonistas del espectáculo por vulnerar los derechos de los niños y niñas presentes.

Todo Chile habla del grupo travesti Las Indetectables, elegido por los organizadores del comando Apruebo Transformar para cerrar el sábado lo que se planteó como una fiesta familiar para unas 3.000 personas. En un momento de su presentación, una miembro de Las Indetectables simuló que extraía de su ano una bandera chilena, al grito de “abortar Chile, abortar el macho interior, abortar la policía”. “¿Está aprobado este hoyo?”, preguntó otra de las integrantes del grupo, mientras señalaba el trasero que su compañera mostraba al público. Cerraron la presentación simulando que arrojaban excrementos desde el escenario. La escena se propagó rápidamente por las redes sociales, mientras crecía una ola de indignación. Tanto el Gobierno como los organizadores del evento apuraron sus intentos por apagar el incendio.

“Quiero expresar mi absoluta condena a lo sucedido hoy en Valparaíso”, escribió en su cuenta en Twitter el alcalde, Jorge Sharp, responsable político del evento. “No representa en ningún caso el sentido del acto que convocó a más de 3.000 personas, tampoco a Apruebo Transformar ni menos al Apruebo. La acción en cuestión no estuvo en conocimiento previo”, dijo. El alcalde subió más tarde un vídeo a sus redes sociales, donde pidió disculpas a los espectadores.

La onda expansiva llegó hasta el Gobierno de Boric, que lleva semanas intentando revertir la ventaja que los sondeos atribuyen al rechazo a la nueva Constitución. Camila Vallejo, en representación de Boric, dijo que “como Gobierno de Chile repudiamos y condenamos tajantemente los hechos ocurridos en la performance de Las indetectables en Valparaíso. Estos hechos no solo ofenden a nuestros símbolos patrios, sino que atentan contra niños, niñas y adolescentes”. Pidió también no difundir el vídeo en redes sociales.

El daño, sin embargo, ya estaba hecho. El excandidato presidencial por la derecha, José Antonio Kast, derrotado en segunda vuelta por Boric, pidió medidas para “resguardar a los niños que presenciaron este brutal acto”. “El Apruebo de Valparaíso, liderado por el alcalde Jorge Sharp, invitan a las familias a abortar Chile y a deshonrar nuestra bandera nacional. El legado de la Convención” Constituyente, dijo.

El rechazo al nuevo texto constitucional lleva una ventaja de entre nueve y 16 puntos, según las últimas encuestas conocidas antes de que comenzara la prohibición de informar nuevos sondeos. El oficialismo, que no ha disimulado su opción por aprobar el texto, ha trabajado para revertir la desventaja o, al menos, lograr que se pierda por poco. Aunque los sondeos dan una clara ventaja al rechazo, nadie descarta del todo una sorpresa.

Enfrentamientos en el centro de Santiago

La coincidencia de dos marchas a favor y en contra de la propuesta de nueva Constitución terminó en enfrentamientos abiertos en el centro de Santiago. Unos 300 ciclistas a favor del apruebo que se habían reunido en la Plaza Italia, epicentro de las protestas sociales de 2019, se cruzaron con una manifestación por el rechazo organizada por gente de campo que llegó hasta la capital a caballo y en carros.

La tensión fue aumento. Mientras los ciclistas arrojaban piedras hacia sus oponentes, recibían golpes con las fustas usadas para azuzar los caballos. La situación se salió de control cuando uno de los carruajes avanzó a toda velocidad por uno de los carriles de la avenida y atropelló a algunos de los partidarios de la Constitución. La escena quedó grabada en un vídeo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS